Hay ‘voluntad política’ de la UE para firmar un TLC con Mercosur


El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, dijo ayer que la Unión Europea tiene “voluntad política” de alcanzar un acuerdo comercial amplio con el Mercosur, pero que espera la decisión de los países que integran el bloque en América del Sur.
Almunia realizó ese comentario al participar en una conferencia de prensa con el ministro de Economía, Danilo Astori, luego de una reunión con los secretarios de Hacienda y los presidentes de los bancos centrales de Argentina, Brasil, Paraguay, Venezuela y Uruguay en la XXXIV Cumbre de jefes de Estado del Mercosur que comienza hoy en Montevideo (ver página 4).

En tanto, el ministro Astori reconoció la falta de avances en el Mercosur y dijo que en las reuniones preparatorias de la cumbre “no se pudo concretar ningún avance significativo” en cuanto a un código aduanero común o a la existencia de un doble arancel externo, dos de los aspectos más reclamados por Uruguay.

No obstante, Astori manifestó que Uruguay permanecerá en el Mercosur porque se trata de un proceso “estratégico” para el país.


Compromiso. Almunia sostuvo que “no es fácil” avanzar en un acuerdo comercial entre los dos bloques, pero recordó que existe un “compromiso político” entre el presidente Tabaré Vázquez y el presidente de la Comisión Europea en hacer “los máximos esfuerzos” por lograrlo. Agregó que una buena oportunidad es una nueva reunión entre los bloques que se producirá en mayo.

Entre las dificultades, Almunia mencionó que la UE pide a los miembros del Mercosur un “mayor esfuerzo” en la apertura de los mercados para los productos y servicios provenientes de Europa y un mejor tratamiento a los inversores de ese origen.

Por su parte, el Mercosur solicita un mejor acceso de las materias primas que exporta al mercado europeo.

Esos mismos temas están siendo discutidos paralelamente en la Organización Mundial de Comercio (OMC), pero Almunia sostuvo que no se puede esperar eternamente a que la ronda de Doha llegue a algún tipo de acuerdo sobre estos aspectos, por lo que propuso avanzar entre los dos bloques.

“No podemos esperar sine die, queremos avanzar nosotros en todo caso, ese es el elemento sobre el que estamos trabajando a nivel técnico que espero que pueda dar lugar a un acuerdo que no solo tiene un aspecto comercial y económico, sino que también tiene un capítulo de diálogo político y de cooperación”, expresó el diplomático.

“Yo confío en que el acuerdo se produzca, por nuestra parte hay voluntad política y estamos dispuestos a poner arriba de la mesa nuestras propuestas, esperemos que también eso exista por parte del Mercosur”, añadió.

La posibilidad de firmar un TLC con Estados Unidos generó una fuerte discusión en el país, al extremo que fue rechazada el fin de semana por la Mesa Política del Frente Amplio. No obstante, diversos analistas estiman que la firma de un acuerdo comercial amplio con la UE es más factible, debido a que no se generan tantas “resistencias ideológicas” con los gobiernos de los países auropeos.

Almunia se entrevistará hoy de mañana con el presidente Tabaré Vázquez en la residencia de Suárez y Reyes, en donde se espera que reitere el interés de ese bloque en firmar un TLC con el Mercosur. Mañana se rubricará el acuerdo comercial entre el Mercosur e Israel, que es visto como uno de los únicos resultados “tangibles” de la cumbre del Mercosur, en la que Uruguay traspasará la presidencia pro témpore a Argentina, en el marco de un conflicto que enfrenta a los dos países por las instalación de la planta de celulosa de Botnia en Fray Bentos.


Optimismo. En la conferencia de ayer de tarde, Almunia realizó un análisis de la situación económica del mundo y en particular del viejo continente.

Expresó una visión optimista sobre el futuro, en particular porque el crecimiento de la economía está siendo liderado por países en vías de desarrollo, aunque dijo que existen algunos inconvenientes derivados del precio del petróleo y de las materias primas.

Durante su visita Almunia firmará un Memorando de entendimiento por el cual la UE aportará 50 millones de euros al Mercosur.

“Dicha contribución es una señal inequívoca del interés y el respaldo de la Unión Europea al proceso” del Mercosur, destacó un comunicado de prensa.

Los 50 millones de euros serán destinados “al apoyo institucional, la profundización del proceso de integración regional y a la incorporación en el mismo de la sociedad civil”, agregó el texto.