Historia repetida: dólar sigue bajo y no consigue despegar

Como si fuese una figurita repetida en un álbum cuyas secuencias gráficas son archi conocidas, el dólar volvió a operar ayer a la baja y pronunció la tendencia que ha venido manifestando desde principios de setiembre.La cotización del dólar interbancario, al cierre del mercado ayer, en $ 22,15 (compra) y $ 22,20 (venta), es decir cinco centésimas por debajo del precio en el que se había ubicado el miércoles, es decir con una baja de 0,22%.A diferencia de lo sucedido en otras ocasiones, la baja se produjo esta vez sin que el Banco Central (BCU) interviniera en el mercado, indicaron fuentes financieras.Operadores consultados por El Observador dijeron que el mercado operó “casi toda la tarde” en $ 22, 20, el valor de cierre.Los operadores comentaron que -a diferencia de lo ocurrido un día antes- el Banco República “acompañó “ al cierre la tendencia y cerró también en baja respecto al miércoles, ubicándose en $ 21,80 (compra) y $ 22,60 (venta).Además, la jornada estuvo caracterizada por una escasa operativa a través de las pantallas de la Bolsa Electrónica: apenas hubo operaciones por US$ 500 mil.En tanto, en los últimos días, los bancos acentuaron su preferencia por colocar los pesos a corto plazo, aprovechando el mayor rendimiento de la tasa call (para préstamos interbancarios a un día), que el BCU aumentó de 5% a 7% la semana pasada, como forma de profundizar su política contractiva aplicada desde abril. Esa medida había sido dispuesta en el marco de la lucha que el gobierno está dando contra la inflación.La semana había comenzado con un proncunciado desplome, el lunes, cuando la divisa cayó, 1,98%, como consecuencia de la venta de dólares por US$ 9 millones que ese día realizó el BCU.La explicación que entonces dieron fuentes del BCU es que al acumularse vencimientos de letras en pesos por más de $ 1.500 millones, hubiese aumentado la liquidez en el mercado, por lo que fue necesario inyectar dólares a la plaza como forma de quitar pesos.Pero ayer no hubo emisiones de títulos en pesos y penas vencieron $ 300 millons en certificados de depósitos y otros $ 50 millones en letras de regulación monetaria.Quejas empresariales. La caída del dólar precipitó esta semana la reacción en cadena de los empresarios, en especial de aquellos vinculados con la industria y la exportación.La principal queja de los exportadores es que el valor actual del dólar conspira contra el mantenimiento de las condiciones de competitividad.Sin embargo, el propio presidente Tabaré Vázquez había señalado el miércoles que la caída de la divisa es un fenómeno mundial, que no produjo en el país pérdida de competitividad.A su vez, el ministro de Economía, Danilo Astori, indicó el martes que no está previsto modificar la política monetaria ni actuar sobre el tipo de cambio, ya que éste responde a los dictámenes del mercado.La depreciación del dólar es un fenómeno que también está ocurriendo en algunos países de la región, donde las monedas locales se aprecian fuertemente frente a la divisa estadounidense.Esa situación ocurre, por ejemplo, en Brasil, principal socio del Mercosur -donde el real no para de valorizarse- y tamibén sucede otro tanto en Chile.