Iglesias y Álvaro García: dos visiones de la crisis.

«En general, en América Latina no se ha tomado suficiente conciencia de que hay una crisis muy profunda, inédita en muchos aspectos y que si se extiende va a afectarnos más tarde o más temprano», dijo Iglesias a El País. «La región está mejor preparada que en otras ocasiones. Pero es preocupante el clima en este momento en el Norte», aseguró.

García, sostiene en cambio que los países latinoamericanos perciben la dimensión de la crisis. «La percibimos todos los días», afirmó.

Agregó que en la reunión de ministros de economía del bloque se estuvo de acuerdo «en que muchas veces los analistas y personas vinculadas a los organismos multilaterales -lo que se ve en los informes-, cuando la situación es en alza nadie la previó y cuando viene en baja los informes son cada vez peores».

«Es cierto que las noticias no son buenas, pero seguimos con la misma visión y las posibilidades de los países son limitadas. No hay soluciones mágicas», dijo el ministro a El País.

Obama. Para Iglesias, la expectativa está toda centrada ahora en la llegada del nuevo presidente electo de Estados Unidos, que representa una expectativa de cambio y posibilidades importantes, en las que habrá que confiar. Es muy importante el hecho de que llegue un presidente con ánimo de cambio y de renovación, es un factor de estímulo».

«Pero las cosas todavía no se ven claras, nadie ve claro cuándo y cómo va a terminar, ni cómo nos afectará a todos», subrayó. «Lo importante es estar alerta, que es la crisis más aguda de los últimos 70 años y por tanto hay que estar preparados para ir creando los instrumentos que permitan hacer frente a los impactos que puedan, dijo el ex canciller uruguayo y ex presidente del BID.

Expectativa. Sobre la cumbre presidencial en Costa de Sauipe, Iglesias destacó que «es la primera vez que se hace esta reunión de todos los países latinoamericanos» por lo que hay «una expectativa generada en torno a este hecho».

«Es la primera vez que hay una reunión colectiva para tratar los temas regionales y mundiales, lo que me parece un hecho que hay que destacar. Pero como tal, habrá que esperar fundamentalmente el lanzamiento de la iniciativa y esperar qué es lo que surge como grandes temas para acordar», señaló.