IMM aplicará multas a los que ensucien la vía pública

Las personas que tiren basura fuera de los contenedores podrán pagar una multa o hasta ir a prisión ahora que la Intendencia comenzará a implementar un mayor control en coordinación con las comisarías y el Poder Judicial.
Según explicó a El Observador Néstor Campal, director de Desarrollo Ambiental, la comuna tiene identificados los contenedores “problemáticos”, que tienen basurales o son vandalizados. Allí se realizarán inspecciones periódicas, ya sea por la división de Limpieza o Inspección General.

Tanto funcionarios de la Intendencia como vecinos pueden realizar la denuncia a la comisaría más próxima, donde se detendrá a la persona que cometa la falta. Se lo lleva a jueza de faltas y allí se decidirá la pena, que puede ser una multa, realizar acciones comunitarias o pena de prisión, según el artículo 365 del Código Penal.

Campal agregó que hay unos 6.000 contenedores en la ciudad y más de 1.800, casi un tercio, sufren agresiones de todo tipo, principalmente incendios. Cada contenedor cuesta US$ 1.000.

Pero además el sistema de contenedores se extenderá a Ciudad Vieja, donde se pondrán 42 contenedores plásticos con una capacidad de 1.100 litros y 20 de metal de 2.400 litros. Según la Intendencia, los factores que incidieron en el cambio de sistema fue el pedido de los vecinos y la mala disposición de residuos en la zona.

Según un estudio realizado por la Intendencia, el 14% de los residuos se deposita en la calle en el horario de la mañana, el 35% se deposita en el horario de la tarde, mientras que sólo el 44% se lo deposita en la noche, el horario que corresponde. El 7% restante es retirado por servicios especiales de levantamiento, otras empresas o clasificadores.

Además, se constató un aumento de los basurales en la vía pública con relación a los ya registrados en 2006. También se tuvo en cuenta el comienzo de la temporada de cruceros y la necesidad de que la zona luzca limpia.

El área donde se colocarán los contenedores cuenta con 110 manzanas y una población de 12.066 habitantes, según el Censo de 1996. Los contenedores de 2.400 litros de capacidad serán ubicados en las calles Reconquista, Guaraní y la rambla 25 de Agosto. Se hará una recolección diaria de lunes a domingo y un lavado mecanizado por dentro cada 14 días.


Clasificación. También se pegarán pegotines recordando la clasificación de residuos en bolsas naranjas y comunes. Campal dijo que “la gente está desanimada en parte porque no hemos tenido la respuesta más adecuada en cuanto al número de lugares para disponer la bolsa naranja”.

De hecho, actualmente las bolsas naranjas son depositadas en el contenedor y luego son mezcladas en el camión con el resto. Por esa razón la Intendencia proyecta habilitar contenedores especiales.