IMM bajó la morosidad con ventajas a deudores.

Los grandes beneficios y extensos plazos que otorgó la Intendencia Municipal de Montevideo (IMM) para que deudores puedan ponerse al día, impactó en la morosidad que, al cierre de 2010, se situó casi en 15%. Si bien las autoridades de la comuna deben esperar para realizar el cálculo final, existe optimismo con que la campaña de refinanciación haga reducir a la mitad el porcentaje de morosos.

Hasta ayer se contabilizaron $ 600 millones de recaudación, que surge de los pagos a contado y de las primeras cuotas de convenios. Si los deudores cumplen con todas las cuotas estipuladas, ingresarán en el período otros $500 millones a la comuna. Por lo tanto, la administración puede embolsar $ 1.100 en total.

El año pasado ingresaron por impuestos a las arcas municipales $ 8.500 millones.

En total, son 1,2 millones las cuentas que tiene registradas la IMM, entre contribución, patente, tasa general y otros. De ese total, 200 mil llegaron hasta ayer para refinanciar lo adeudado.

La realidad sorprendió a las autoridades departamentales, que no esperaban la impresionante respuesta de los deudores. «Es un volumen de gente impensado para esta altura del año en que estamos, parece que la gente se hubiera ido de vacaciones tres meses y ahora se da cuenta que existe», dijo a El Observador el director de Recursos Financieros, Arturo Echevarría. El objetivo es, ahora, lograr que la mayoría se convierta en nuevos «buenos pagadores», agregó el jerarca.

Beneficios

Los morosos tienen la chance de refinanciar deudas municipales, tanto de contribución, como patente de rodados y tasa general. La multa por mora, por ejemplo, se reliquida a 10% y el recargo por mora a 1%.

En el caso de contribución inmobiliaria la deuda se topea en 70% del valor real del inmueble, y en el caso de la patente el tope representa 50% del valor de aforo del vehículo. La cancelación puede ser contado o financiadas hasta 48 cuotas, para lo cual también rigen los beneficios generales.

Votación y polémica

La Junta Departamental aprobó ayer extender el plazo -por tercera vez y con votos del Frente Amplio- para refinanciar deudas hasta el viernes 29 de abril. La votación se acordó en la mañana de ayer en una reunión que mantuvieron en el Palacio Municipal el director de Recursos Financieros y representantes de la bancada de ediles frenteamplistas.

El tema generó un choque político entre oficialismo y oposición. El edil colorado Martín Bueno (Vamos Uruguay) dijo a El Observador que la decisión de la IMM es «una risa» y «una joda». Para el nacionalista Juan Curbelo (Alianza Nacional) se trata de un «mamarracho» de la administración.

El edil blanco Álvaro Viviano (Alianza Nacional) pidió a la Intendencia discutir todo el sistema tributario departamental. «El contribuyente que cumple se merece ahora ser atendido», dijo.

Desde el oficialismo, en tanto, el edil Oscar Curuchet (Asamblea Uruguay) rechazó las críticas y remarcó que los ajustes tributarios de la comuna fueron por IPC. «No hay elementos para afirmar que la Intendencia tiene voracidad fiscal», dijo a El Observador.