Impás en el ALCA sobre cuestiones agrícolas

Washington está defendiendo sus acuerdos bilaterales de comercio ya negociados o que están siendo negociados con los países de América Central y andinos. Los países del Mercosur, Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay han reiniciado conversaciones con la Unión Europea para cumplir la fecha límite del 23 de octubre. México acaba de finalizar un nuevo acuerdo comercial con Japón.

Pero el continuado impás en el ALCA ha desviado de su curso lo que sería la pieza central de la globalización en este hemisferio –un acuerdo de comercio entre 34 país muy diferentes, celebrando la cooperación en vez del enfrentamiento.

Hasta la resucitación de las conversaciones de comercio global en la Organización Mundial de Comercio en agosto pasado falló en poner de acuerdo los lados opuestos del ALCA; Estados Unidos, de un lado, y Brasil y Argentina, del otro. Graves diferencias persisten sobre el comercio agrícola, particularmente las agriculturas subsidiadas por Estados Unidos, y si Brasil aceptaría estrictos nuevos reglamentos que garanticen la inversión extranjera.

Los nueve comités que negocian el comercio en el ALCA todavía no se han reunido en el año, y el Comité de Negociación de Comercio, integrado por viceministros de comercio suspendió las conversaciones en febrero tras fracasar en su intento de crear un marco para negociar un conjunto común de derechos y obligaciones bajo el ALCA.

Richard Mills, portavoz de la Oficina del representante de Comercio de Estados Unidos, reconoció que sería un »reto» cumplir la fecha límite del acuerdo general, aunque no descartó una posibilidad.