Impuesto a la renta gravará los ingresos netos de las personas deducidos gastos

El futuro Ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori, dijo que con el impuesto a la renta «seguiremos tres criterios: justicia, eficiencia y coherencia; habrá un mayor contacto del sistema tributario con la capacidad contributiva de la población, y creemos que el ingreso es un buen indicador».

En una entrevista con periodistas del diario «Ámbito Financiero», en el que procuró despejar todas las dudas que genera el nuevo gobierno a los argentinos que tienen intereses en Uruguay expresados de diversa manera, Astori respondió temas que todavía no habían sido abordados en este país.

«Hasta ahora en Uruguay se paga el impuesto a los salarios, que sólo pagan las personas que trabajan en relación de dependencia; ahora queremos alcanzar una mayor participación eliminando ese impuesto y aplicando el impuesto a la renta personal, que suponga un gravamen a la renta neta de las personas», dijo.

Agregó que «esto es la renta bruta deducidos los gastos en los que habrá de haber incurrido para obtenerla», pero en el caso de que el contribuyente tenga parte de una sociedad anónima, dijo que «no, en absoluto» pagará los dos tributos.

«Si optamos por el criterio de la renta personal, se grava la renta neta excluyendo del gravamen aquella parte de la renta neta que es el resultado o el dividendo de la sociedad anónima», explicó.

Amplió que «la renta estará compuesta en el caso de una sociedad comercial, por la renta distribuida y la renta no distribuida; en el impuesto a la renta personal se gravará exclusivamente a la renta distribuida, es decir, la que llega a la persona física».

Negó que vaya a haber contribuyentes que paguen «dos veces» sus impuestos, como personas físicas o como copropietarios en sociedades anónimas, por ejemplo, «y además, si con la renta distribuida el sujeto gravado opta por la reinversión, nosotros le vamos a dispensar un tratamiento fiscal favorable».

«Insisto, no va a haber ninguna parte de la renta doblemente gravada; además, el sistema tributario uruguayo es ahora un sistema muy complicado, por eso propondremos un sistema que no tenga más de cinco o seis impuestos», declaró.

Dijo que se eliminarán impuestos, «algunos muy malos, como el impuesto a los activos bancarios, que lo único que logra es aumentar las tasas de interés dificultando la rentabilidad de la inversión, o el Cofis, la contribución al financiamiento de la seguridad social, que en los hechos no es otra cosa que el incremento del IVApara algunos productos con cierto valor agregado industrial».

Reveló que trabajan en «reformular» algunos impuestos, como el IVA, a los combustibles, «y, asociado en este caso al futuro de la empresa petrolera estatal», para la que «seguiremos en la búsqueda de capitales del exterior para asociarla».

Manifestó que los futuros socios de Ancap deberán ser empresas extranjeras y públicas, y confirmó que Pdvsa de Venezuela y Petrobras de Brasil son dos buenos ejemplos de lo que se busca.

Confirmó un anticipo de Últimas Noticias de que analizan obligar que la propiedad o tenencia de explotaciones agropecuarias sean registradas en sociedades nominativas, no anónimas como hasta el momento. «Lo estamos estudiando», completó, y negó que vaya a ser una medida retroactiva, «sólo se planteará desde aquí en adelante sin tocar las sociedades que ya existen».

Indicó que esta reforma no abarcará a los inversionistas en bienes inmuebles, ni a sociedades que tienen depósitos bancarios. «En el programa del Frente (Amplio) no hay ninguna propuesta en ese sentido; les puedo asegurar, como integrante del gobierno electo, que no habrá sorpresas».

«Absolutamente no», respondió a la posibilidad de que se analice el levantamiento del secreto bancario, el que «puede ser levantado por un juez, y de ninguna manera podríamos frenar la acción de la Justicia, pero esto ya rige hoy».

Ante la duda de que no todos los sectores del gobierno electo comparten su misma visión de la economía, Astori respondió: «más allá de alguna discrepancia, hay dos garantías: una, es el propio presidente Tabaré Vázquez; y la otra, el programa de gobierno aprobado poro todo el Frente».