Imputabilidad: 65% de montevideanos apoya bajar la edad.

El estudio, denominado «Controlando la Inseguridad», fue coordinado por el sociólogo Gabriel Tenenbaum e implicó la realización en noviembre de 2010 de 588 entrevistas telefónicas.

La investigación, a la que accedió El País, fue entregada por Aludec el pasado viernes 14 a todos los diputados y senadores, para que la consideren como un insumo a la hora de analizar la problemática de la minoridad infractora y, sobre todo, para evaluar si es necesario bajar la edad de imputabilidad penal.

De acuerdo con los resultados de la encuesta, el 65% de los montevideanos consideró que se debe disminuir la edad de imputabilidad. En cambio, el 32% de los consultados dijo que no se requiere modificación alguna, mientras que el 3% respondió que no está en condiciones de emitir un pronunciamiento al respecto.

La mayoría de quienes se expresaron a favor de bajar la imputabilidad (42,6%) señalaron que la edad adecuada es 16 años. Pero hubo opiniones que señalaron que lo conveniente sería a 15 años, aunque también se expresaron opiniones a favor de establecer la edad de punibilidad en los 14,13,12 y hasta en los 10 años de edad.

Por otro lado, el 15% de los consultados dijo que en los últimos seis meses fue víctima de, al menos, un delito. Eso implica que uno de cada diez montevideanos fue víctima de la delincuencia desde mediados del año pasado.

A su vez, el 58,8% de los encuestados dijo que la cantidad de delitos aumentó en el último semestre. Y la amplia mayoría de quienes tuvieron esa visión (84%), indicó que la causa de tal situación es la minoridad infractora.

Los encuestados también fueron consultados respecto a si en algún momento han leído el Código Penal (CP) y el Código de la Niñez y la Adolescencia (CNA) y en ambos casos las respuestas fueron similares: el 74% dijo que nunca leyó el CP y el 77% indicó que jamás analizó el CNA.

Por eso, según explican los autores de la investigación, al «escasear» el contacto de la población con «las fuentes de saber (CP y CNA) el conocimiento puede ser adquirido por las agencias de socialización que continuamente refieren al tema» de la seguridad pública, como los políticos, los especialistas en el área y los medios de prensa.

MEDIDAS. Según los resultados de la encuesta, el 30% de los consultados que fueron víctimas de algún delito opusieron resistencia al momento del hecho. El 57,7% opuso resistencia física; el 26,9% profirió insultos o intentó dialogar con el delincuente; el 11,5% utilizó un arma de fuego y el 3,8% restante usó un arma blanca o gas paralizante.

Además, el 96,4% de los encuestados que fue víctima de la delincuencia dijo que tras ese episodio tomó medidas de seguridad. De ese total, el 12,6% admitió que compró armas de fuego, navajas o gas paralizante, mientras que el 83,8% tomó «otras medidas».