INDUSTRIALES Y COMERCIO LANZAN ALERTAS;

Varios sectores empresariales comenzaron a analizar con preocupación lo que representará para la estructura financiera de sus empresas el próximo ajuste salarial que regirá desde el 1º de julio. El presidente de la Cámara de Industrias (CIU), Diego Balestra, dijo a Ultimas Noticias que si bien la directiva de la gremial aún no recibió ningún planteo formal, a modo informal varios empresarios ya le han comunicado que analizan no otorgar el ajuste del mes próximo.

Mientras tanto, el presidente de la Cámara de Comercio, Alfonso Varela, indicó a Ultimas Noticias que el sector tendrá dificultades para cumplir con los laudos acordados en los Consejos de Salarios. El sector de la salud también está alineado a estos planteos.

Balestra dijo que «la CIU tiene 68 gremiales y hay sectores que sí lo están considerando. Si la situación (económica) no da, uno de los planteos claros es que el aumento que viene a partir del 1º de julio no se puede dar», dijo.

En esa línea se pronunció, por ejemplo, el titular de la Cámara Metalúrgica. Miguel Oliveros dijo a Ultimas Noticias que no le pedirán nada más al gobierno ya que es inútil hablar con las autoridades porque «siguen priorizando el salario antes que el empleo». Además, algunas empresas van a sufrir al pagar los aumentos. Y si no, tendrán que reducir personal para pagar los salarios», afirmó.

Por su parte, Alfonso Varela dijo que el sector comercio también tendrá inconvenientes en los próximos meses para cumplir con los laudos acordados. Varela recordó que se está atravesando un escenario recesivo, donde las empresas que atienden el mercado internacional tienen problemas al igual que aquellas que trabajan en el mercado interno. Además, mencionó el incremento de costos, en concreto los dos últimos aumentos de combustibles y el ajuste de la tarifa eléctrica. A eso se suma «la voracidad fiscal, que cada vez nos pide que adelantemos más impuestos. Llega un momento que las empresas no pueden cumplir, o tienen que renegociar o tienen que buscar una salida a este problema de costos crecientes que estamos padeciendo».

Varela dijo que hay empresas que son muy intensivas en su fuerza de trabajo. “Esas están muy complicadas». «Si hay una baja de las ventas, un aumento de los costos, una mayor desocupación y una menor demanda interna, está claro por dónde vienen los ajustes», sostuvo.

Mientras tanto, Balestra recordó que “esto nosotros lo advertimos antes de la última ronda de salarios. Si ustedes recogen las recomendaciones que hizo la Cámara de Industrias a sus agremiados, allí hablábamos de tener mucho cuidado en lo que se estaba firmando porque podía cambiar la situación y quedar presos de estas circunstancias». Para Balestra, «hay sectores industriales que están cada vez más comprometidos, que envían cada vez más gente al seguro de desempleo» y dijo que no hay nada que pueda prever un cambio en las perspectivas. «Frente a esta situación, ¿qué hace la empresa?», se preguntó Balestra. Y contestó: «Bajó más la actividad porque no puedo hacer frente; me quedo con menos gente porque mis costos suben: la luz, la energía, los salarios».