Inflación argentina favorece economía local

A fines del año pasado se creía que el canje de deuda argentino iba a hacer que el gobierno que Néstor Kirchner dejara de sostener la cotización del dólar para hacer frente al pago de la deuda mayoritariamente nominada en esa moneda.

Esto haría que bajara el dólar y se emparejaría la capacidad de competencia entre Argentina y Uruguay.

Si bien esto no sucedió y la autoridad monetaria argentina interviene en el mercado apuntalando al dólar, la suba en los precios internos puede licuar la brecha al afectar negativamente los costos de las empresas argentinas.

La analista de PriceWaterhouseCoopers (PWC), Mercedes Comas, cree que el alza en los precios podrá achicar la distancia que existe por la distinta evolución del tipo de cambio. Remarcó que a pesar de la menor capacidad de competencia las exportaciones uruguayas hacia Argentina crecieron más —en porcentaje— que las importaciones desde ese país.

El directivo de la Unión de Exportadores, Edmundo Macchi, sostuvo que la disparada de precios «está jugando a favor» de Uruguay porque está pegando sobre las empresas argentinas. Al igual que Comas, Macchi marcó el crecimiento de 20% en las ventas uruguayas argentinas en el primer trimestre del año.

Entre enero y marzo los precios subieron 4% lo que llevó al gobierno argentino a buscar acuerdos para bajar los alimentos y combatir los ajustes que considere desmedidos.

Ayer el presidente del Banco Central argentino, Martín Redrado, ratificó las metas de inflación para 2005 de entre 7,5% y 10%.