Inflación de 0,04% por baja en transporte, vivienda y salud

El crecimiento de los precios medido a través del Indice de Precios al Consumo (IPC) resultó en noviembre de apenas 0,04%. En octubre se había registrado una baja de los precios (deflación) de 0,20%, por primera vez desde noviembre del año pasado.

En lo que va del año, el aumento de precios fue 5,98%, en tanto en los últimos 12 meses la suba de precios se ubicó en 6,21%, es decir, dentro del rango objetivo fijado por la autoridad monetaria para este año, de entre 4,5% y 6,5%.

Desde la autoridad monetaria se tomó el dato de noviembre como una “buena noticia” y las fuentes dijeron que “no hay duda” que la variación del IPC a fin de año va a estar dentro del rango fijado por el BCU.

Por su parte, la inflación de noviembre se ubicó por encima de las expectativas de los analistas privados que esperaban en promedio una baja de los precios de 0,05% para ese mes. No obstante, las estimaciones de los expertos oscilaban entre un mínimo de –0,42% y un máximo de 0,35%.

De los nueve rubros que componen la canasta básica de consumo, tres registraron caídas de precios en noviembre. En efecto transporte y comunicaciones descendió 2,36% debido a la baja de los precios de los combustibles (-1,21%) vigente desde el 1° de noviembre, la caída de los precios en el boleto de ómnibus local (-9,89%), boleto interdepartamental (-7,97%) y ómnibus interdepartamental (-5,67%) vigente desde el 6 de noviembre.

También se registraron bajas de precios en el rubro vivienda (–0,03%), debido a la rebaja del supergás (-4,17%), y en cuidados médicos y conservación de la salud (–0,03%).

En cambio, aumentaron los precios del rubro alimentos y bebidas (1,19%), principalmente por la suba en frutas (10,92%), verduras (2,67%), panes y cereales (1,55%) , azúcar, café, té, yerba y cacao (1,48%). A su vez, se registraron subas de precios en vestimenta y calzado (0,51%), esparcimiento, equipos recreativos y culturales (0,36%), muebles, enseres y cuidados de la casa (0,24%).