Inflación sigue en el rango meta pese a fuerte ajuste de las tarifas.

Aun con importantes ajustes de tarifas públicas registrados en la segunda mitad de mayo y en junio, los precios al consumo continuaron desacelerando su crecimiento interanual, adentrándose con más de medio punto porcentual en el rango meta trazado por las autoridades económicas, de entre 3% y 7%.
Según los analistas consultados por El Observador, el gobierno está haciendo uso del margen de maniobra adicional que le dio la moderación en el crecimiento de los precios, para incentivar el nivel de actividad y poner en orden las finanzas públicas. En ese sentido, el dato de junio es interpretado como un aire adicional a la política económica para corregir el rumbo de otras variables macroeconómicas ajenas a la inflación.

Los datos difundidos ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE) arrojaron un incremento de los precios de 1,14% en junio, que si bien se ubicó por encima de los últimos 12 registros mensuales, llevó a una baja del guarismo de inflación anualizada desde 6,63% exhibido a mayo a 6,48% al sexto mes del año. El pico de junio en la suba de precios se explicó por una serie de ajustes de tarifas llevados a cabo por el gobierno, anteriormente postergadas debido al agravamiento del escenario inflacionario al cierre de 2008.

“Yo creo que sigue habiendo margen para volver a subir las tarifas”, dijo a El Observador el analista Alfonso Capurro del instituto Cinve y la consultora CPA/Ferrere, principalmente en la energía eléctrica. Según las estimaciones realizadas por ambos centros, la inflación cerraría 2009 por debajo del límite superior del rango objetivo, en un escenario que supone “aumentos adicionales de los combustibles”. La suba de las tarifas públicas buscará compensar el creciente déficit fiscal registrado en los últimos 12 meses, con el objetivo de que cierre el año por debajo de 2% del Producto Bruto Interno (PBI).

Actividad. Según la coordinadora del área de coyuntura del Instituto de Economía de la Facultad de Ciencias Económicas, Gabriela Mordecki, el mayor énfasis del gobierno vendrá por el lado del crecimiento económico. “La competitividad ha sido un tema de preocupación del gobierno, donde ha tomado medidas para limitar la volatilidad del tipo de cambio y hacer la economía más competitiva en los últimos tres meses”, agregó.

Sin embargo, el economista Pablo Moya, de Oikos, sostuvo que “el combate a la inflación seguirá siendo el objetivo prioritario” y explicó que “aunque los hacedores de política no se planteen la opción entre la actividad y el control de los precios”, lo cierto es que no van a bajar la tasa de política monetaria “de forma pronunciada”, lo que daría una señal de priorización de la actividad sobre la inflación.

Capurro, por su parte, señaló que “hay que tener cuidado con el margen para una política monetaria expansiva o subir el tipo de cambio” debido a que en los primeros meses de 2010 el escenario de precios “sufrirá un poco más de estrés”.

Rubros. Lo que explicó en mayor medida el ajuste de junio fue el rubro residual “otros gastos de consumo”, donde la suba de los cigarrillos por el incremento de los impuestos específicos alcanzó 19,1% en junio.

La vivienda, por su parte, registró un incremento de 1,9% debido al incremento de las tarifas de combustibles como el supergás (4,8%) y el kerosene (8,2%). Así también el incremento de la electricidad (3%) por el aumento de las tarifas, parcialmente recogido por la medición de mayo. Por otra parte, el rubro cuidados médicos y conservación de la salud subió 1,7% por un aumento de 2,3% de la cuota mutual y 2% en la emergencia móvil. Alimentos y bebidas, en tanto, se encarecieron 0,3%.