Inician masiva marcha en Bolivia contra ley de tierras del gobierno

 
La caminata de miles de personas partió hacia la ciudad de Santa Cruz en rechazo especialmente al intento gubernamental de implantar modificaciones a la ley de tierras que, según la oposición, le darían discrecionalidad para expropiarlas y entregarlas a partidarios del oficialismo.

El presidente del influyente Comité Cívico de Santa Cruz, Germán Antelo, quien encabeza la marcha de 28 kilómetros, dijo que la protesta es una respuesta a lo que llamó intentos del gobierno de implantar »un régimen totalitario» y de »avasallar» a las instituciones y las leyes.

Antelo denunció que Morales y el oficialismo »no respetan la ley de convocatoria» a la Asamblea Constituyente e intentan imponer sus criterios «tipo rodillo».

Se refirió a la aprobación reciente por parte de la mayoría del Movimiento al Socialismo (MAS), en el gobierno, de una norma que le permite sancionar por sí sola la nueva constitución que debe emerger de allí y que según los opositores transgrede la ley que dio vida a la Asamblea, por la que debe ser aprobada por dos tercios de los votos.

Además de la marcha, el partido opositor Unidad Nacional (UN) informó ayer que ya son más de un centenar las personas que se han sumado a una huelga de hambre que se inició el jueves pasado contra la decisión oficialista de aplicar la mayoría absoluta para aprobar la constitución.

Antelo dijo que la marcha obedece a »un rechazo también al intento del presidente de la república de agredir a los prefectos (gobernadores)» departamentales, mediante un proyecto de ley que envió al Congreso para que esas autoridades, que son elegidas por voto popular, sean susceptibles de ser destituidas por el mandatario.

Los partidos opositores, los seis prefectos no oficialistas, la empresa privada, los productores agropecuarios del oriente y el movimiento cívico del país han cerrado filas contra esas supuestas pretensiones.

El líder de Podemos, la principal fuerza política, el ex presidente Jorge Quiroga (2001-2002), en alusión al mandatario venezolano Hugo Chávez denunció en La Paz: ‘El radicalismo `chavista’ está hiriendo de muerte a nuestra democracia y está poniendo en riesgo la unidad nacional».

Según redes privadas de televisión que siguen la marcha desde helicópteros, calculan a los participantes en 15,000 personas; pero la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), la principal organizadora de la protesta, estima que llegarán a destino unas 100,000.

El ministro de la Presidencia Juan Ramón Quintana en declaraciones a la red estatal de televisión dijo que la protesta «es una marcha en defensa del latifundio».