Inundaciones: regreso a casa en Durazno, se agrava Salto

Los salteños ruegan que la lluvia cese. Si eso ocurre, distinta va a ser la situación para los pobladores ribereños.

El número oficial de personas evacuadas por este desborde se mantuvo en 23, de los cuales son 7 mayores y 16 menores.

Los mismos permanecen alojados en un galpón del Ministerio del Interior.

Desde la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande (CTM) se ha dado cuenta que el embalse se encontraba en una marca de 32 metros 60 centímetros, mientras continua desarrollándose la creciente del alto Uruguay.

Esto guarda relación con la maniobra de regulación del abundante caudal que está ingresando al embalse, razón por la cual se procedió a abrir los vertederos y así «amortiguar» el exceso de agua.

La evacuación que se registra por esos sectores de la represa desde el pasado sábado, oscila entre los 17.500 y 18.000 metros cúbicos por segundo.

Fuentes de la Comisión Técnico Mixta señalaron a El País que a partir de hoy martes comenzará a ingresar al lago el «grueso» de los caudales de las lluvias registradas en Brasil con volúmenes superiores a los 16.000 metros cúbicos por segundo. Esto estará determinando que otra vez comience la cuenta ascendente en la escala, lo que permitirá en pocos días volver a río a situarse en los 35 metros con 50 centímetros.

REGRESO EN DURAZNO. El fin de semana trajo alivio para la mayoría de los evacuados por las inundaciones del río Yi, que en su más espectacular arremetida superó los 10 metros sobre el cero de la escala, expulsando a más de 1.000 personas de sus hogares, muchas de las cuales aún se encuentran refugiadas en los lugares habilitados por el comité de Emergencia.

De acuerdo a lo aportado por las autoridades, en la víspera poco más de quinientos damnificados habían retornado a sus domicilios.

En tanto el río Yí sigue bajando, retornando paulatinamente a su cauce, y se sitúa en la marca de los 3 metros. Desde el fin de semana el clima en el centro del país marcó un pronunciado descenso de la temperatura estuvo ventoso y frío, con cielo nuboso y lloviznas aisladas.

El servicio meteorológico de la Brigada Aérea II precisó que ayer la sensación térmica fue de 4,4 grados centígrados, el menor registro de las últimas semanas, y el sol hizo apariciones más frecuentes. Asimismo se prevé para hoy una jornada muy fría, con cielo algo nuboso y probabilidad de heladas, panorama que aleja más dificultades para los evacuados.

(Producción: Luis Pérez en Salto, Víctor Rodríguez en Durazno).