Inversiones ‘demuestran’ solvencia de Economía en el contexto de la crisis.

En ese marco, el presidente Vázquez resaltó ante sus ministros que esas inversiones, tanto extranjeras como nacionales, demuestran la solvencia de Uruguay ante una situación internacional compleja (Ver en Economía).
A la vez, resaltó que Uruguay está siendo bien visto, en el contexto regional, por el cumplimiento de los contratos, la transparencia, la estabilidad político-institucional y el clima general para hacer negocios. Durante el acuerdo de ministros de ayer, celebrado en la residencia oficial de Suárez y Reyes, la situación económica internacional volvió a ser tema de análisis del gobierno. En ese marco, Vázquez, mientras leía y firmaba los aproximadamente 25 proyectos de inversión productivos, también informó sobre una llamada telefónica que recibió de parte de los directivos de la empresa Portucel para confirmarle que mantenían en Uruguay todas las inversiones que la empresa tenía previsto realizar. Por ello, Vázquez expresó que «se seguirán cumpliendo las metas trazadas». Acotó que el país está en condiciones, ante una situación notoriamente difícil a nivel internacional, «de proseguir desarrollando ordenadamente sus planes de crecimiento». Manifestó ante su gabinete ministerial que la posición que tiene el país en la actualidad, con respecto al año 2002, es distinta y tiene orígenes diferentes y, además, el país se encuentra en una mejor situación. En función de ello, remarcó la necesidad de «seguir trabajando con responsabilidad sobre las iniciativas que resta realizar». En tal sentido, el gobierno estima que Uruguay redujo profundamente las vulnerabilidades. Por su parte, el secretario de la Presidencia de la República, Miguel Ángel Toma, se refirió al anuncio de Portucel de que su prioridad es invertir . en Uruguay. «Ello pese al contexto internacional y desestimando la posibilidad de hacerlo en Brasil y Angola. Se trata de una mega inversión, cuyo flujo estimado supera los US$ 3.500 millones. Eso contribuirá a la expansión de Uruguay». Asimismo, el ministro de Economía y Finanzas, Alvaro García, dijo que las cifras de inversiones «están orillando tres veces las del año pasado, y suman al día de hoy aproximadamente US$ 800 millones. Además se están estudiando proyectos por unos US$ 350 millones que han sido presentados y todavía no han sido promovidos y que a fin de año representarán US$ 1.200 millones. García se refirió a la información que ya brindó en el Parlamento sobre la crisis internacional y sus repercusiones en Uruguay, de la cual en su momento informó LA REPÚBLICA, sobre las conversaciones mantenidas con el Grupo del Mercado Común y con su colega brasileño, Guido Mantega, sobre el precio del dólar. García aseguró que «Uruguay no tiene que salir corriendo a buscar dinero, porque ha hecho las cosas de tal manera de estar prefinanciado para cubrir sus finanzas públicas de aquí al 2010″. En otro orden, dijo que Uruguay ha disminuido su riesgo ante la situación de la economía argentina, porque está menos expuesto que en el pasado, básicamente en lo que es la participación en las exportaciones uruguayas a Argentina. A comienzos de 2000 Uruguay se encontraba en 18% del total de su comercio con Argentina y hoy en día está abajo del 10%».
En cuanto al sistema financiero y sobre los depósitos de no residentes, en 2002 eran un 56%, mientras que hoy representan el 26%. Con respecto a Argentina y la situación en los bancos privados uruguayos en 2002, dijo que un 20% de los activos provenían de Argentina. En este momento ese porcentaje es nulo. Dijo que el piso del cual había partido el real implicaba «una ventaja competitiva para Uruguay». Asimismo, resaltó que en este momento el dólar flota y por lo tanto va a acompañar los movimientos que el mercado entienda. Hospital de Clínicas y Casmu Otros de los temas que centraron ayer la atención del gobierno fue el relacionado con la situación del Hospital de Clínicas y del Casmu. Sobre esto último, ayer por la tarde el Poder Ejecutivo aportó novedades (Ver Comunidad). El presidente Tabaré Vázquez se refirió a que «el tema central es el de las responsabilidades de cada uno», porque si el Hospital de Clínicas tiene un problema con la Universidad ese es un tema de «autonomía universitaria» que tendrá que resolverse en ese ámbito. El mandatario solicitó que se realizara «el máximo esfuerzo por solucionar la situación del Clínicas». Existen organismos del Estado que mantienen una deuda con el hospital universitario y por ello el mandatario solicitó ver si se podía solucionar la situación. A la vez remarcó la necesidad de que exista «una información de parte del hospital sobre los manejos de los fondos, o sea el destino del dinero». El Hospital de Clínicas, como hospital universitario, tiene que ser financiado en su presupuesto por la Universidad de la República y en todo lo que tiene que ver con la asistencia por el programa nacional de salud. Vázquez reiteró su «profunda preocupación» por la necesidad de seguir cumpliendo cabalmente la asistencia y por los recursos asignados y el cumplimiento de sus proyectos. Por otro lado, sobre el Consejo de Salarios se estimó que los resultados están siendo muy superiores a los esperados, con un 65% de acuerdos.