Jueza de la Costa procesó a despachantes de Aduanas.

La jueza Mariana Mota procesó a los 26 despachantes de Aduanas por el delito continuado de cohecho simple. La magistrada compartió con el fiscal Gilberto Rodríguez la posición de que los despachantes cometieron también delito al pagar las coimas que los aduaneros les pedían para que hicieran los trámites habituales con celeridad.
Los defensores entienden que es un “grave error jurídico” y apelarán, según dijo a El Observador uno de ellos. De todos modos, hasta mañana viernes no conocerán los argumentos de la jueza Mota.

Los despachantes admitieron pagar las coimas pero aseguraron que eran presionados por los despachantes ya que si no lo hacían su tarea se veía perjudicada.

En la tarde de ayer la actuaria del juzgado se comunicó telefónicamente con los abogados de los despachantes para comunicarles que habían sido procesados y se les pidió que concurran mañana para acceder al auto de procesamiento.

En junio pasado la jueza procesó con prisión a once aduaneros que cobraban lo que ellos definieron como “propinas” de entre $ 50 hasta los $ 2.000 a cambio de hacer los trámites habituales con celeridad.

El cohecho simple (ejecutar un acto propio del cargo a cambio de una retribución) tiene una pena que va de los tres meses de prisión a los tres años de penitenciaría. Los aduaneros ya recuperaron la libertad.