Kirchner coquetea con México

La incorporación de México al Mercosur es “esencial” para Argentina, dijo ayer el presidente Néstor Kirchner, quien visita a su par azteca Felipe Calderón. Los tiempos de los duros cruces entre el presidente argentino y el anterior mandatario mexicano, Vicente Fox, quedaron atrás, y con Calderón afloraron los acuerdos.
Kirchner y Calderón firmaron ayer un Acuerdo de Asociación Estratégica (AAE), por medio del cual renovaron y fortalecieron su relación bilateral. La rúbrica del AAE se produce en momentos en que el presidente argentino intenta reducir la dependencia comercial y política respecto a Brasilia. Si bien México y Brasil mantienen relaciones cordiales, ambos países disputan el liderazgo en la región.


Integración al Mercosur. El mandatario mexicano sostuvo que la firma del acuerdo con Argentina permitirá acelerar el proceso de integración de México al Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela en proceso de adhesión), aunque aclaró que primero es necesario “afinar los detalles país por país” a través de negociaciones bilaterales.

Pero la discusión sobre la posible integración de México al bloque ya lleva su tiempo.

Los aztecas han manifestado en los últimos años su interés de entrar al Mercosur, aunque para lograrlo es necesario cumplir algunos requisitos como firmar un acuerdo de libre comercio con todo el bloque. Actualmente, los mexicanos sólo tienen acuerdos de complementación económica con algunas de esas naciones sudamericanas.

Desde la perspectiva argentina hay además algunas dudas. Según recordó el diario argentino La Nación, el ingreso de México al Mercosur es remoto. El periódico recordó que –por ejemplo– el sector agrícola-ganadero argentino tiene reparos respecto a la integración de México.

México tiene una población de 109,6 millones de habitantes –Brasil tiene 191,3 millones– y registra el mayor PBI per cápita de América Latina.

Kirchner reconoció que una integración de México al Mercosur no es voluntad única de Argentina, aunque aseguró que las otras naciones que integran ese bloque están de acuerdo en el proceso.

En 2005, el presidente Tabaré Vázquez se mostró partidario de que México se sumara al bloque regional.

“Todos consideramos muy importante la integración de México y se debería dar la discusión paso a paso de cada situación, de cada estructura de integración para que evidentemente sea una integración equitativa donde el Mercosur salga fortalecido y los pueblos, las naciones (…) también”, indicó Kirchner.

Asimismo, sostuvo que no tiene duda de que el gobierno de Venezuela “está absolutamente de acuerdo con la integración de México” al bloque.

Los venezolanos esperan que los congresos de Brasil y Paraguay aprueben el protocolo de adhesión de Venezuela al Mercosur, ya ratificado por Argentina y Uruguay.

“Argentina aboga por la profundización y el mejoramiento natural de las relaciones entre México y Venezuela, porque queremos a todos los países de la región unidos, trabajando juntos, fortaleciendo las relaciones bilaterales y fortaleciendo las relaciones conjuntas”, apuntó Kirchner.

El presidente argentino comenzó ayer una visita oficial de tres días a la capital mexicana en compañía de su esposa, Cristina Fernández, candidata a la Presidencia en las próximas elecciones, previstas para el 28 de octubre.

Por su parte, Calderón insistió en que el comercio “beneficia a los pueblos”. Calderón manifestó que su gobierno busca acercarse “a todos los esfuerzos regionales de integración”, como el Pacto Andino y el Acuerdo de Libre Comercio Centroamericano. (El Observador, AFP, AP y EFE)