Kirchner otorga dos días feriados a uruguayos para votar en octubre

POR PABLO TOSQUELLAS ENVIADO A BUENOS AIRES

El presidente de la República Argentina, Néstor Kirchner, le dijo al candidato del Encuentro Progresista-Frente Amplio, Tabaré Vázquez, que promulgará un decreto mediante el cual declarará feriados no laborables para los uruguayos el viernes previo y el lunes posterior a las elecciones nacionales de octubre, informó a El Observador el ministro de Tribunal de Cuentas, Ariel Álvarez. La medida tiene el propósito de favorecer la participación electoral de los uruguayos que viven en la vecina orilla.
Vázquez tiene claro que Argentina es una de las pocas plazas electorales que le quedan para tratar de superar el 50% de los sufragios necesarios para ganar las elecciones sin concurrir a un balotaje con otro presidenciable. Por ello es que el líder de la izquierda tiene pensado visitar Buenos Aires en reiteradas ocasiones. Su primera escala será el 17 de mayo, cuando vuelva a la capital de Argentina para entrevistarse con empresarios del vecino país.

Además, según manifestaron allegados a Vázquez, la izquierda se encuentra preparando “un plan” para que uruguayos residentes en Argentina concurran a votar en octubre. Los informantes dijeron que el objetivo es instrumentar un operativo similar al que la izquierda hizo en 1984 –año en que se celebraron las primeras elecciones nacionales luego de la dictadura–, cuando llegaron más de 60.000 personas al país desde Argentina para votar.

Las fuentes manifestaron que la idea es suscribir una serie de convenios con empresas privadas con la finalidad de facilitar el traslado de los uruguayos.

El líder de la izquierda fue recibido ayer por Kirchner, horas antes de asistir a la presentación de la publicación del libro Conversaciones con Tabaré Vázquez, escrito por el periodista Carlos Liscano, en la Feria del libro de Buenos Aires.

En el encuentro con el primer mandatario argentino estuvieron presentes Álvarez –ex contador general de la Intendencia de Montevideo en el período que el líder de la izquierda gobernó Montevideo (1990-19995)-, Gonzalo Fernández y el ex diputado Leonardo Nicolini.

El candidato del Encuentro Progresista-Frente Amplio ingresó al edificio de gobierno a la hora 18. A la salida de la entrevista con Kirchner, el gobierno argentino organizó una conferencia de prensa en la sala de periodistas de la Casa Rosada con medios de la vecina orilla. Allí Vázquez manifestó que los principales temas que abordó con el primer mandatario argentino fueron el fortalecimiento del Mercosur, la crisis energética por la que atraviesa el vecino país y la deuda externa de ambas naciones (ver nota aparte).

Pero, además, el líder de la izquierda reiteró más de una vez su agradecimiento al “pueblo argentino” por “las muestras de cordialidad, afecto y respaldo que han tenido con los cientos de miles de uruguayos, que por razones políticas o económicas, han encontrado en Argentina su hogar que (Uruguay) no les pudo dar”.

Vázquez manifestó que “después de las ciudades de Montevideo y Canelones, Argentina es el sitio en donde hay mas uruguayos viviendo”. “Entre unos 300 y 400 mil uruguayos viven aquí y fue ese pueblo que abrió sus puertas para los uruguayos. Para nosotros sólo nos quedan expresiones de agradecimiento”, añadió el líder de la izquierda.

A la hora 20.30 Vázquez ingresó a la Feria del Libro. Allí lo aguardaron decenas de uruguayos, muchos de ellos abrazados a banderas de Uruguay y el Frente Amplio. Los militantes saludaron, felicitaron y se fotografiaron con el candidato del Encuentro Progresista-Frente Amplio.

“Viva La Teja y el club Progreso”, “Fuerza Tabaré” y “Vamos arriba el Frente” fueron algunas de las frases que le gritaron al líder de la coalición.

“Esto me hace acordar a los actos del exilio”, manifestó una mujer visiblemente emocionada.

Cuando Vázquez ingresó a la sala José Hernández de la Feria del Libro, varios cientos de personas que ocupaban la platea lo recibieron de pie y con aplausos. El líder del conglomerado repitió el ritual de cada uno de sus actos: subió al estrado, comenzó a batir sus palmas (en señal de agradecimiento) y luego recorrió de punta a punta el estrado con los dedos en V.

Vázquez hizo esencialmente apreciaciones filosóficas y no políticas. Posteriormente, el conductor del EP visitó el stand de la editorial del libro de Liscano, en donde autografió publicaciones durante casi una hora.

La presencia de Vázquez y la multitud que lo fue a saludar despertó la curiosidad de los bonaerenses que se encontraban en la Feria del Libro. “¿Quién es este chabón?”, preguntó un joven al funcionario de una librería. “Creo que el presidente de Uruguay”, contestó el empleado, algo desorientado.