Korzeniak impulsará reforma de la Constitución para propiciar la reelección del presidente Vázquez

En una entrevista cedida a Radio Sarandí, el legislador explicó varios puntos de la iniciativa, que prevé la reelección del mandatario y de vicepresidente en forma sucesiva y elimina el balotaje. Aunque admitió que existen puntos de coincidencia con la propuesta planteada por el Partido Colorado en la década del 70, marcó varias diferencias respecto al proyecto que pretendía mantener en el poder a Jorge Pacheco Areco.

Parte de la entrevista cedida el referido medio radial, fue recogida ayer por «El Espectador». Según este medio, el legislador establece que la diferencia con la iniciativa colorada de los años 70 radica en que Pacheco «era un hombre que fomentó la dictadura, que visitaba los cuarteles» e «incitaba a los militares blancos y colorados».

«El ‘Goyo’ Alvarez era blanco, el general Aguerrondo era blanco. Usted no va a encontrar ningún frenteamplista entre los militares que fueron golpistas», afirmó Korzeniak.

El senador está convencido de que Uruguay «tiene el deber de convencer a Tabaré Vázquez de que debe ejercitar otro período de gobierno por lo menos», aunque recordó que si el mandatario realiza algún tipo de «campaña política electoral» estaría incurriendo en una violación a la Constitución.

El proyecto de Korzeniak también incluye la posibilidad de efectuar voto cruzado entre lemas a nivel nacional y departamental, así como cambios en el sistema de designación de los miembros del Tribunal de Cuentas y de la Corte Electoral, pues según su óptica la Carta Magna tiene «grandes carencias técnicas» y no ofrece fórmulas para sustituir la falta de racionalidad de los partidos cuando no alcanzan dos tercios de votos para integrar los referidos organismos.

«Los que hicieron la Constitución dicen que los partidos políticos tendrán un grado de racionalidad suficiente para acordar. Y por otro lado, porque estas normas fueron redactadas cuando en Uruguay se pensaba, con error pero lo pensaban, que habría dos partidos que serían los predominantes», explicó.

Las reacciones dentro del Frente Amplio ante la propuesta de Korzeniak fueron moderadas.

El senador comunista Eduardo Lorier dijo que merece ser estudiada, aunque «todavía falta» y no es tiempo de hablar de candidaturas. El legislador entiende que todo lo referido a candidaturas «tiene que ser algo subsidiario», es decir que debe relacionarse con la gestión para llegar con buenas posibilidades a la instancia eleccionaria de acuerdo al desempeño del gobierno «y no candidato-dependientes».

Mientras tanto, el representante de Asamblea Uruguay, Carlos Baráibar, dijo que tanto él como su sector son afines a la reelección pero recordó que el propio Vázquez descartó la posibilidad.

«Como fuerza de gobierno, hoy la ciudadanía nos va a juzgar en el último domingo de octubre, fundamentalmente por lo que hagamos desde el gobierno y no tanto por las iniciativas que planteamos en torno a una eventual reforma», afirmó Baráibar.

Reacciones

Frente al anuncio, varias figuras de la oposición criticaron duramente al legislador y compararon la iniciativa con la que intentó concretar el presidente venezolano Hugo Chávez.

El presidente del Directorio blanco, Jorge Larrañaga, opinó —según El Espectador— que la actitud de Korzeniak es consecuencia «del calor del verano» y constituye «un gran mamarracho» semejante a «una broma». Además, acusó a la coalición de gobierno de impulsar una iniciativa digna del presidente venezolano Hugo Chávez y de pretender hacer «la gran Pacheco».

«Se pasaron 30 años para intentar alcanzar el gobierno de la República y luego de tres años de ejercerlo pretenden llevar adelante desde algunos sectores del Frente Amplio una reforma al mejor estilo de Chávez o de intentar hacer ’la gran Pacheco’. Esto no puede ser más que una suerte de broma de verano. Queremos saber qué dice el presidente de la República luego de haber empeñado su palabra en ese sentido. Y refleja además que el Frente Amplio para todos los temas tiene dos, tres o más posiciones. Porque hace unos días, no hace una semana, salió el ministro Mujica a decir claramente su postura contraria a la reelección», afirmó Larrañaga.

En diálogo con medios televisivos, el ex presidente de la República, Luis Alberto Lacalle, advirtió que al introducirse en el tema de la reelección se perjudican «los relacionamientos políticos».

«No es que no se pueda. No es que no haya un artilugio legal. Lo hay. Pero es empezar con la misma polémica que tuvimos cuando Pacheco y Bordaberry», sentenció Lacalle.

Mientras tanto, desde filas del Partido Colorado, el ex vicepresidente de la República, Luis Hierro López, opinó que si el Frente Amplio tomara con seriedad el tema, lo hubiese desactivado cuando el presidente manifestó su posición contraria a la reelección. Además, calificó la propuesta como síntoma de que la coalición de gobierno teme perder las elecciones y evidencia de que son los dirigentes quienes buscan perpetuarse en el gobierno.

Lo hacen «con una intención de buscar mecanismos para perpetuarse en el gobierno y en el poder. Lo único que está pensando en forma permanente el Frente Amplio, es cómo hacer para seguir siendo gobierno, tengan o no tengan las mayorías de forma recurrente y permanente, sus dirigentes hablan de mecanismos, de candidatos, de precandidatos, de fórmulas para hacer políticas, en vez de dedicarse a la cuestión principal que es el gobierno», dijo Hierro López y agregó que la intención de algunos sectores del Frente Amplio constituye un «manoseo» para la Constitución.

«Es todo un manoseo a la constitución y a la lógica», afirmó y dijo que lo más importante en este momento es conocer «la opinión del doctor Vázquez», dado que fue él quien «prometió hace seis meses» que no se presentaría «a la reelección».