La Asamblea General se reunirá el martes

Sin embargo, se reunieron las firmas suficientes para un llamado extraordinario a la Asamblea, para el martes a las 14:30 horas.

La Asamblea General tiene un plazo de 30 días para analizar este veto que días atrás fue calificado por AEBU como una «venganza dentro de la lista 15», una acción del ministro de Economía Isaac Alfie, contra su predecesor Alejandro Atchugarry que fue el autor de la iniciativa.

El senador del Asamblea Uruguay Danilo Astori señaló al finalizar la reunión que se aguarda que el martes se pueda levantar la observación. «En ese lapso, si no encontramos una solución de fondo, la Caja Bancaria tendrá un colapso evidente, por la relación activo-pasivo que tiene, que es peor que la de la sociedad uruguaya en su conjunto. Vamos a levantar este veto seguramente y con ello nos daremos el lapso necesario para encontrar una solución genuina, una solución de fondo».

Aunque no se produjo este martes el encuentro de ambas cámaras, se reunieron las firmas necesarias para una Asamblea General extraordinaria el próximo martes a las 14:30 horas.

El dirigente de AEBU Gustavo Bernini dijo que estarían los votos necesarios para levantar el veto, para lo que necesitan los tres quintos de los miembros de cada cámara presentes en la sesión. A quórum pleno, esto equivale a 60 diputados y 19 senadores.

«Estamos bastante satisfechos, en la medida en que ya hay explicitación de distintas bancadas parlamentarias en cuanto a la posibilidad de apoyar el levantamiento del veto. Concretamente, el Encuentro Progresista, el senador Gallinal, que ayer convocó a una conferencia de prensa para eso, el diputado Pablo Mieres. Lo mejor de todo es que hoy se lograron las firmas necesarias para la convocatoria extraordinaria a la Asamblea General».

Características del proyecto
El proyecto vetado creaba con carácter transitorio (hasta el 31 de marzo de 2007) un adicional del impuesto a las retribuciones y prestaciones que abonan a la Caja los jubilados y pensionistas actuales y futuros.

Además, prorrogaba hasta el 31 de marzo de 2007 un adicional del 4,5% que están aportando los bancos desde la crisis de 2002.

El Poder Ejecutivo entendió que se afectaban «considerablemente» las jubilaciones y pensiones bancarias y que se establecía «un aumento del costo de todo el dinero en todas las actividades financieras», según dijo el presidente Jorge Batlle.

Situación crítica
La Caja de Jubilaciones y Pensiones Bancarias perdió durante la crisis financiera 3.000 activos y sumó igual cantidad de pasivos. Actualmente paga 16.000 pasividades que son financiadas con el aporte de solamente 12.500 activos. Por mes, el déficit supera los dos millones de dólares.

Los aportes que realizan los activos y pasivos bancarios son aplicados desde el 2002 a iniciativa del Poder Ejecutivo y propuesto por quien entonces ocupaba la asesoría macreoconómica del Ministerio, el hoy jerarca de la cartera de Economía, Isaac Alfie. La propuesta que fue vetada implicaba extender el vencimiento de estos aportes (previsto para 2005), hasta el año 2007. Bernini señalaba que esos elementos hacen que los argumentos manejados por el Ejecutivo sean muy débiles» ya se está portando un 4,5% por parte de las empresas desde 2002 y vence en diciembre de 2005. Esta ley lograba extenderlo a marzo de 2007, o sea que no va a haber diferencias hoy».

Paro
El lunes habrá un paro parcial y un acto de grandes dimensiones frente a la Caja Bancaria, convocado por el gremio de los bancarios. Las cajas se abrirán en horario normal y cerrarían a las 15:00 horas. Los funcionarios retornarán a los bancos, pero sin atención al público. AEBU informó que no se realiza un paro total porque ese día se están pagando algunas jubilaciones.