La batalla del papel. Fray Bentos espera con tensión el domingo

El ministro interino Ricardo Bernal ultimó detalles en Fray Bentos del plan de seguridad previsto para la protesta de los asambleístas entrerrianos. La Policía de Río Negro será reforzada con unidades de las jefaturas de Montevideo, Salto, Paysandú y Soriano. Equipos antimotines de la Guardia Republicana serán movilizados a la ciudad el domingo, así como equipos especiales de la Policía Antidrogas, la DNII y otras unidades. Todo el entorno de la planta de Botnia será vallado, con lo cual el acceso para los manifestantes quedará vedado.

«El gobierno uruguayo va a tomar todas las medidas que sean necesarias para garantizar el mantenimiento del orden», aseguró Bernal.

En la población de Fray Bentos el anuncio de la manifestación de los activistas de Gualeguaychú – que aseguran reunirán a 5.000 personas – ha crispado aún más los nervios. El intendente Omar Lafluf dijo que se vive por estas horas en un «clima de amargura» por esta nueva acción.

Lafluf dijo a El País que ayer lo llamó el secretario de la Presidencia, Gonzalo Fernández, para transmitirle en nombre del presidente Tabaré Vázquez la tranquilidad en cuanto a que la seguridad será garantizada. También, relató Lafluf, Fernández le pidió «que transmitiera al departamento que no le agreguemos nada que pueda complicar nuestra posición».

En definitiva, Lafluf dijo que habrá que «mascar otro poco de amargura, pero no agregar otro problema al que ya tenemos».

Desde la otra orilla, el asambleísta y dirigente agrario Juan Ferrari convocó a través de los medios locales a reunirse en la cabecera uruguaya del puente el domingo a las 10 de la mañana. Dijo que los interesados en participar de la movilización «deben anotarse en la Secretaría de Cultura de la Municipalidad de Gualeguaychú». Ferrari aseguró que «no vamos a agredir a los uruguayos de ninguna manera, porque nuestra lucha es pacífica».

operativo. El ministro Bernal informó que «se van a establecer dispositivos de control de ingreso» en el puente.

«Vamos a hacer verificaciones de lo que se pueda transportar en los vehículos que lleguen y se revisará a todas las personas. No se permitirá el ingreso de material que no esté autorizado o que pueda ser utilizado para cometer actos de violencia», advirtió.

Asimismo, Bernal dijo que se implementarán amplias zonas de exclusión vehicular y peatonal «en las áreas adyacentes a la planta de Botnia, en los dos lados». Desde el miércoles se están colocando vallados con troncos de tres metros de altura que cubren cada lado de la carretera. Habrá vallados en la bifurcación de la ruta hacia el puente internacional, a 300 metros del acceso a la planta y otro sobre el kilómetro 309, a unos 2.000 metros de distancia del primer vallado.

Bernal explicó que allí «se establecerán dispositivos policiales con unidades especializadas antimotines y otras unidades que vendrán de Montevideo con equipamiento adecuado para realizar inspecciones de vehículos y, si fuera necesario, para realizar intervenciones que esperamos que no haya necesidad de emplear».

Bernal descartó el cierre de fronteras, esgrimiendo el principio de libre tránsito que Uruguay ha manejado a lo largo del conflicto.

«El Uruguay garantiza el libre tránsito de toda persona. Puede impedirlo en situaciones excepcionales cuando hay reales amenazas de que alguna persona o grupo puede ingresar con intenciones claramente violentistas o que puedan afectar la soberanía del país. No se da en este caso, por lo menos en principio», sostuvo Bernal.

También el secretario de Estado advirtió contra la realización de contra piquetes, una idea que manejan integrantes del grupo de afectados por el corte. Bernal señaló que «si eso ocurre, debemos tener en cuenta que no debemos hacer corte de rutas, no podemos emplear métodos violentos contra ninguna persona».

«Queremos exhortar a la población de Fray Bentos que mantenga la calma y que como siempre demuestre la cultura que tiene este país y esta sociedad», dijo Bernal durante la conferencia de prensa.

En la población se comienza a manejar con fuerza la posibilidad de colocar banderas nacionales en todas las casas y comercios, como forma de hacer sentir la posición de los habitantes de Fray Bentos y evitar manifestaciones callejeras.