La ciudadanía pide debate sobre la crisis y seguridad.

HEMOS INGRESADO en el último tramo de la campaña electoral hacia las internas del 28 de junio. Como manda la Constitución, en dicha instancia se deberá elegir un único candidato por partido de cara a las elecciones nacionales de octubre de este año. Si en octubre nadie supera el 50% tendremos una segunda vuelta, en noviembre, donde competirán por la Presidencia de la República los dos candidatos más votados. Es decir que tendremos un año en el que todo estará teñido por la política partidaria y los uruguayos estaremos «obligados» a tomar decisiones muy importantes. Existe una vieja discusión sobre los contenidos de las campañas electorales, si estas dejan claro ante la ciudadanía los planes o programas de gobierno de cada partido o simplemente es una justa entre candidatos por cuál resulta mis convincente. También está planteada la aparente contradicción partido-candidato, hasta qué punto la gente elige candidatos o es fiel a sus partidos. De hecho dilucidar estas aparentes contradicciones es muy difícil, porque seguramente estas no sean tales y lo que realmente ocurre es que la ciudadanía toma algo de cada cosa. Es decir que tenemos una fidelidad partidaria que sirve como punto de partida, pero también pesa el candidato y en qué medida el ciudadano se siente representado por él, así como cuáles son los temas y soluciones con que se asocia a cada partido y candidato.
La población tiene ciertas preocupaciones por determinados temas que hacen a su vida cotidiana y a la problemática del país en general. La economía no lo es todo pero ocupa su lugar de importancia dependiendo de las coyunturas. Luego existen otros temas sociales que son de interés o preocupación central de la población. En abril de 2008, una encuesta de Interconsult, publicada en Ultimas Noticias, presentaba cuáles eran los temas de preocupación principal de los uruguayos y los comparaba con mediciones anteriores en dos períodos muy diferentes (2004 y 1998). ¿Qué cosas preocupan a los uruguayos? ¿Cuáles son los principales problemas de nuestro país, según la perspectiva de la población? Estas son siempre las preguntas que tanto gobernantes como políticos en general se formulan, principalmente cuando se aproximan las instancias electorales-.

LOS TEMAS DE CAMPAÑA
Pero existe otro nivel de temas que hacen a la agenda política en una campaña electoral. Allí también están presentes las principales preocupaciones de la ciudadanía o los temas que la gente percibe como de mayor preocupación, pero también confluyen los intereses políticos partidarios que introducen o sobrevaloran determinados temas de acuerdo a sus mejores intereses electorales. Por ejemplo, para la oposición es de interés marcar aquellos aspectos más débiles de la política económica de un gobierno, como el tema impositivo, así como para el gobierno poner sobre la mesa aquellos temas en los que se han alcanzado mayores logros o resultados más visibles. Por lo tanto no siempre coinciden las preocupaciones de la población con los temas de campaña electoral. Por ello nos pareció oportuno preguntar a la gente sobre cuáles deberían ser, para ellos, los principales temas a discutirse en la campaña electoral que ya se inicia. Lógicamente que al día de hoy ya existen algunos temas que están en la agenda política y por tanto están siendo debatidos, debate al cual no se sustrae la ciudadanía.
De acuerdo a dicha pregunta, formulada por Interconsult en la encuesta de febrero de este año, para los uruguayos existen dos temas de primerísima importancia que deberían estar presentes en el debate de campaña electoral. Ambos tienen como común denominador la seguridad, en términos económicos y personales. Efectivamente, para la mitad de los entrevistados por Interconsult, las repercusiones de la crisis internacional debería ser el principal tema de debate en esta campaña, seguido por la inseguridad pública según el 43%. Como puede apreciarse, ambos temas se encuentran hoy en la agenda política, principalmente de la oposición que acusa al gobierno de ineficacia para frenar la creciente ola de delitos y la inseguridad instalada entre los uruguayos. Es decir, que tanto políticos de oposición como la ciudadanía coinciden en resaltar la primordial importancia de estos dos temas, lo cual parecería jugar contra los intereses del partido de gobierno. En este sentido recordemos que según encuestas de Interconsult del año pasado, un 60% opinaba que la crisis internacional será igual o peor que la de 2002 y un 72% entendía que la delincuencia ha crecido en los últimos años.
En un tercer nivel de interés, el 26% de los entrevistados señala el Irpf como tema de campaña electoral, también una piedra en el zapato del actual gobierno y en particular del ex ministro Astori, hoy precandidato a la Presidencia. Luego, el 21% señala la disminución de la pobreza, en la que el gobierno tiene logros para mostrar con sus programas sociales y la efectiva reducción de los niveles de pobreza, aunque la oposición puede decir que son insuficientes. Por otra parte, casi la quinta parte de los uruguayos coloca como tema de campaña electoral la edad de imputabilidad de los menores, tema que adquiere mayor importancia dados los últimos hechos ocurridos en el Inau. Como se recordará, según encuesta de Interconsult (febrero 2009), una amplia mayoría del 60% demanda reducir la edad de imputabilidad a los 14 años. En este aspecto existen marcadas diferencias entre los precandidatos, incluso de un mismo partido.