La Defensa de Astori a Bengoa profundizó crisis en Gobierno

El malestar del mandatario se conoció en medio del fuerte rumor de renuncia del titular de Economía y su equipo, que circuló ayer y que centró la atención política y periodística.

Durante la intervención del vicepresidente Rodolfo Nin Novoa en ADM, Astori fue consultado por otros ministros sobre la veracidad del rumor.

El titular de Economía lo negó, al igual que integrantes de su equipo lo hicieron más tarde con El País. Sin embargo, el alejamiento de Astori fue manejado en ámbitos empresariales desde el mediodía. Incluso llegó a deslizarse desde esos ámbitos que tienen vínculos con el gobierno, que el presidente del Banco Central, Walter Cancela, iba a ser el próximo ministro. Desde Economía se entendió que el rumor formaba parte de «una operación» contra Astori por el caso Bengoa.

En el gobierno, algunos le atribuyeron a dirigentes colorados el origen del rumor de las renuncias en el equipo económico. Más allá de buscar los responsables, la realidad es que el tema acaparó las conversaciones de los propios integrantes del Poder Ejecutivo y de los legisladores oficialistas.

Expulsión. El mismo malestar de Vázquez sintió parte del gabinete, por entender que con su apoyo explícito a Bengoa, Astori de alguna manera convalidó las responsabilidades que el ex director de Casinos le atribuyó a los ex integrantes de la anterior administración municipal de la capital (ver nota aparte).

El respaldo de Astori a Bengoa fue calificada de «inadmisible» y cayó «como un balde de agua fría» en la convulsionada interna del Frente Amplio, según admitieron a El País fuentes de la coalición.

En la izquierda varios sectores se preparan para pedir la expulsión de Bengoa y sus ex asesores Orestes González y José Antúnez, apenas se concreten sus procesamientos.

En Asamblea Uruguay las opiniones respecto a la actitud de Astori están divididas y el apoyo a Bengoa comenzó a diluirse.

La intención es llevar el tema al Tribunal de Conducta Política, para que ese órgano recomiende la expulsión de la coalición de los acusados, medida que debe ser ratificada luego por el Plenario Nacional.

El clima de tensión se vislumbró además en la última sesión del año de la Mesa Política del Frente Amplio, donde el órgano de conducción eludió el tema. Los sectores radicales encabezados por el Movimiento 26 de Marzo estaban dispuestos a plantear el caso Bengoa en la sesión de ayer, pero antes que llegaran a formular el planteo, la reunión fue levantada a fin de no agitar más las aguas.

La única mención al caso Bengoa en la sesión de ayer fue un planteo que realizó el Movimiento de Participación Popular (MPP) para que se investigue la participación de uno de sus integrantes: Hebert Inchusti (ver recuadro).

Es que las heridas internas que quedaron en la izquierda por el frustrado Congreso del pasado fin de semana, más el caso Bengoa, llevaron a los integrantes de la Mesa Política a optar por no realizar ningún balance sobre la coyuntura.

El vicepresidente Nin Novoa admitió que el caso del ex director de Casino es «un tema sensible que puede golpear al gobierno» porque en tres años de gestión no se habían encontrado «actitudes deshonestas».

Nin dijo que «ningún partido político está inmunizado», pero que hay que mantener el principio de que «todo el mundo es inocente hasta que se demuestre lo contrario».

más denuncias. Entre tanto, la Lista 15 presentará hoy públicamente nueva documentación sobre la gestión en los Casinos municipales que, supuestamente, involucraría a jerarcas «muy importantes» de la actual administración de gobierno, adelantaron a El País fuentes de ese sector colorado. Se trata de una documentación reunida por el senador Isaac Alfie en las últimas semanas que podría terminar sumándose al expediente actualmente en curso en la Justicia.

Por su parte, el Foro Batllista emitió una declaración en la que respalda las denuncias realizadas por el edil César García que llevaron el tema de los casinos municipales a la Justicia,

Los ediles del Partido Nacional pidieron una entrevista al intendente Ricardo Ehrlich, para que anule los contratos de arrendamientos de slots de las empresas involucradas «en el fraude de los casinos».