La DGI embargó a dueños de restoranes

La Justicia Civil habilitó el embargo de los bienes así como de la recaudación y aplicó el procedimiento denominado punto fijo que se basa en vigilar la caja de cada comercio con un funcionario de la DGI.

El director de Rentas, Eduardo Zaidensztat, anunció la semana pasada que se trata de una maniobra por U$S 80 millones tomando en cuenta que a la hora de fijar multas y recargos el organismo multiplicó por 15 la suma adeudada. Una de las empresas denunciadas por el organismo deberá hacer frente a una sanción por unos $ 300 millones a partir de una deuda por tributos impagos por unos $ 20 millones, pudo saber El País.

En algunos casos se asegura que las empresas quisieron negociar el monto de la deuda y cancelar la misma al contado. Sin embargo, las autoridades de Rentas no mostraron interés en la fórmula planteada.

Proceso. La Justicia Penal de Maldonado comenzó ayer a instruir el presumario de las denuncias efectuadas por la DGI contra ocho restaurantes de Punta del Este, dos imprentas de Rocha, una de Maldonado y otra de Montevideo, según pudo saber El País ayer.

Se trata de la denuncia radicada el pasado 28 de diciembre contra los referidos comercios y que luego fue ampliada a mediados de enero por parte de la autoridad tributaria.

En un primer momento la demanda penal fue por el delito de defraudación tributaria a la que luego se sumaron los delitos de asociación para delinquir, apropiación indebida y la adulteración de documento privado.