La eliminación del balotaje patinó dentro del gobierno

La reforma constitucional para eliminar el balotaje, planteada por el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, Enrique Rubio, no logró cautivar al gobierno, cuyo análisis fue derivado al seno del Frente Amplio, donde tampoco fue abordada ayer por su dirección política.
“Este tema no es por el momento un tema que esté en la agenda del Consejo de Ministros”, dijo el ministro de Turismo, Héctor Lescano, designado por el presidente Tabaré Vázquez como el vocero. “Es mucho más un tema de la fuerza política que del Consejo de Ministros”, agregó Lescano, quien en nombre del gobierno derivó el tratamiento a la Mesa Política.

Sin embargo la propuesta de reforma constitucional, lanzada a título personal por Rubio y sin el consentimiento previo del presidente Tabaré Vázquez, tampoco fue abordada ayer por el órgano de dirección del FA, que lo colocó en el orden del día para la semana próxima.

Su destino será la comisión de Programa, donde corre alto riesgo de no prosperar, según un sondeo de El Observador.

La reforma, anunciada por Rubio el viernes, sorprendió a los ministros, a los líderes de todas las fuerzas frentistas y al propio presidente, que el fin de semana realizó consultas con asesores y hasta encargó un informe por escrito sobre el asunto.

Las opiniones que recibió el mandatario fueron coincidentes y van en línea con la mayoría de los líderes del Frente Amplio. La inmensa mayoría está de acuerdo con la eliminación de la segunda vuelta, pero considera que plantearlo ahora significa una señal de debilidad política, como anotó la oposición.

Además, los asesores del presidente señalaron que es imposible embarcarse en una reforma constitucional en medio de cambios sustanciales en el área de los impuestos, la salud y el propio Estado.

Ayer el presidente pareció seguir al pie de la letra algunas recomendaciones recibidas: transmitir que la reforma no es un tema de gobierno y remitirla al Frente Amplio sin su apoyo.

Lescano, un ministro que suele reflejar la opinión del mandatario, dijo ayer tras la reunión del gabinete que la reforma constitucional es un tema para la fuerza política. Rubio fue advertido de que ese sería el mensaje a la opinión pública, dijeron a El Observador fuentes oficiales.

La Vertiente Artiguista (VA), sector de Rubio, analizaba anoche el panorama político planteado tras la decisión del gobierno, a la vez que impulsarán el proyecto en el seno del FA.


Contras. La propuesta de eliminar el balotaje es ideológicamente aceptada por la mayoría de los frentistas. Sin embargo, según un sondeo realizado por El Observador, muchos consideran que no es el momento de plantearlo en el escenario.

El Movimiento de Participación Popular (MPP) analizará el tema en la interna esta semana, pero varios dirigentes del sector consultados señalaron la inconveniencia del planteo, que según entienden ya se consideró un “hecho político inadecuado”.

Aseguran que el gobierno tiene otras prioridades cuando ya ha llegado a la mitad de su mandato.

Para el Partido Socialista (PS), que también analizaba anoche una postura política sobre el tema, los tiempos son inoportunos para tratar el asunto, porque dan muestra de una “debilidad” electoral del FA, que el sector considera que hoy en día no existe. Los socialistas tenían un plan similar en carpeta elaborado por el constitucionalista José Korzeniak,que no lo han presentado por ese mismo motivo.

Según señalaron fuentes del sector, para los socialistas también era necesario esperar un tiempo más y agregaron que si el FA “se la juega por una reforma constitucional”, la misma debería ser más abarcativa que lo que plantea Rubio.

Los más duros con el planteo del director de la OPP son algunos dirigentes de Asamblea Uruguay, para quienes la propuesta busca evitar una candidatura presidencial de Astori quien, sostienen, es el dirigente del FA más adecuado para pelear un balotaje.

El sector trató ayer la propuesta en el Consejo Político, pero prefirió no analizarlo en profundidad, ya que tiene una postura de no tratar temas electorales en el correr de 2007.