La IMM lanzará nuevo polo industrial similar al del Cerro

Un nuevo polo industrial y tecnológico: así se imagina la Intendencia Municipal de Montevideo a la zona del Cerro y La Teja. Para ello, planea construir un nuevo Parque Tecnológico e Industrial en La Teja, a cuadras del actual Parque Tecnológico del Cerro.
El nuevo PTI se ubicará donde antes estuvo el ex Frigorífico Castro y una empresa pesquera. Se trata de un predio de 30.000 m2, de los cuales la mitad están techados. La inversión es de US$ 2.200.000, que se invertirán en dos años. El emprendimiento tiene apoyo de la Junta de Extremadura y el principado de Asturias y es menor que el actual PTI del Cerro, que cuenta con 250.000 m2 y que alberga a unas 60 empresas.

La construcción del nuevo polo implica también un trabajo de recuperación del Arroyo Pantanoso, que supone el dragado del cauce y la construcción de un puente que una a este nuevo polo con el del Cerro, que se encuentran a unas 10 cuadras de distancia.

“En el siglo XIX esto era una zona de saladeros, en el siglo XX de frigoríficos. Proyectamos que en el siglo XXI se convierta en una zona de parques industriales”, dijo a El Observador Ember Martínez, director del Polo Tecnológico Industrial del Cerro y gerente del proyecto.

Actualmente se están realizando tareas de limpieza del predio, que se encuentra muy deteriorado. Un incendio el 25 de diciembre, el abandono de cuatro años y el saqueo de chapas y todo lo que pueda ser revendido es uno de los problemas que actualmente enfrenta el emprendimiento de La Teja.

“Se está trabajando con el comunal 14 para explicarle a los vecinos que esto va a ser un beneficio para la zona”, dijo a El Observador el director de Desarrollo Económico de la Intendencia, Luis Polakof. De hecho, el proyecto busca usar mano de obra de la zona. Además, un grupo de 45 personas del Plan de Equidad trabajará en la limpieza del lugar.


10 años. En marzo comenzarán los trabajos de construcción y Martínez es optimista de que en junio ya puedan instalarse las primeras empresas. Allí se va a instalar la curtiembre Uruven, que Martínez proyecta se convierta en una curtiembre modelo. A ella se le sumarán de 10 a 15 empresas, entre las que se cuenta una metalúrgica y varios talleres.

Y este no es el único emprendimiento entre manos de la Intendencia. La comuna proyecta la construcción de un parque vinculado a la pesca en el Cerro y un parque bio-tecnológico al lado del Instituto Pasteur, un emprendimiento conjunto con el Ministerio de Industria, la Universidad de la República y el propio Instituto Pasteur.

También habrá novedades en el actual PTI, que en diciembre de este año cumplirá 10 años. En estos tres meses se incorporarán una empresa de snacks, dos de vestimenta y una fábrica de baterías. Además, en un mes volverán a estar funcionando las dos naves que se quemaron durante el incendio del 19 de julio pasado.