La inflación sigue alineada a las metas y se espera una deflación para octubre

En cuanto a las perspectivas futuras la evolución de los precios puede estar signada por el camino que tomen las tarifas de combustibles, que puede neutralizar parte del traslado a precios de los ajustes salariales que se vienen procesando.
Algunos expertos privados y técnicos del sector público estiman que en octubre puede producirse una deflación (caída ate precios) como consecuencia de la baja de precios de los combustibles aplicada por Ancap a fines de setiembre. Seguramente en la canasta de productos se observará una presión deflacionaria en aquellos bienes directamente vinculados con los combustibles, pero no sucederá lo mismo en el resto por cierto fenómeno de “inelasticidad” a la baja de algunos precios, los que sí son flexibles a la suba cuando aumentan las tarifas de los servicios públicos y de los combustibles.

Igualmente, la mayorías de los expertos convienen que en el último trimestre del año los precios tendrán una conducta estable, aunque cabe analizar las presiones inflacionarias que surgirán por la mejora de los salarios, ya que en muchos sectores de la actividad económica se realizar en el presente mes pero con un efecto acumulativo que proviene de julio pasado.
El índice de Precios al Consumo (IPC) que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE) aumentó un 0,54% en setiembre de 2006 y su número índice se fijó en 224,63. La variación acumulada en los primeros nueve meses del año fue de 6,16% y en los últimos doce meses cerrados a setiembre de 6,60%. Para iguales períodos del año anterior, las variaciones fueron de 0,78% , 4,47% y de 3,95% respectivamente. Los rubros con más incidencia en la variación del nivel general de setiembre son alimentos y bebidas, vestimenta y calzado, vivienda y transporte y comunicaciones. El alza de precios de “alimentos y bebidas” se explican por los “lácteos y huevos” que en conjunto aumentaron 1,36%, destacándose la suba en leche entera y descremada (3,89%). También incidieron las subas de las “Verduras, legumbres y tubérculos frescos” (2,80%), destacándose aumentos en morrones (51,12%), cebollas (21,4%), tomates (16,52%), acelga (15,63%) y bajas en zapallitos (-15,59%). Finalmente dentro de los alimentos incidieron las “Frutas frescas”, las que en conjunto aumentaron 12,71%, destacándose las alzas en naranjas (19,25%) y manzanas (19,05%).
Por otra parte, las “Bebidas no alcohólicas” en conjunto aumentan 4,39%, destacándose subas en agua de mesa (6,89%) y refrescos (3,10%).
En el rubro “Vestimenta y calzado” el incremento se explica fundamentalmente por aumentos en vestimenta exterior (1,19%).
En los gastos de “Vivienda” el incremento en este rubro se explica por aumentos en servicios y materiales para la reparación de la vivienda (1,80%), impuestos municipales (2,13%) y alquiler de vivienda principal (0,90%) y baja en electricidad (-0,25%) debido a que se eliminó a partir del 24 de agosto el aumento transitorio y extraordinario que fue fijado para el tercer tramo de consumo residencial el 15 de junio.
Sobre el “Transporte y comunicaciones” el incremento en este rubro se explica fundamentalmente por la suba en patentes de auto (4,99%), boleto de ómnibus local (2,94%) vigente desde el 17 de setiembre, boleto interdepartamental (3,86%) y ómnibus interdepartamentales (4,13%) vigentes desde el 12 de setiembre, servicio de auxilio automotor (3,89%) y la baja en combustible para autos (-2,52%) debido al ajuste de tarifas vigente desde el 1o y el 28 del corriente.