La izquierda hace pesar con todo su condición de mayoría

Los senadores aún discutían el proyecto en una de las alas del Palacio Legislativo, cuando en la otra los diputados del Encuentro Progresista (EP) ya estaban proponiendo extender la hora de sesión de la Cámara Baja hasta la medianoche para terminar cuanto antes con el asunto.

La iniciativa enojó al herrerista Jaime Trobo. “Trámites sumarios, no. Nosotros no estamos dispuestos a votar esto sin antes discutirlo en una comisión”, dijo el parlamentario, y pidió de inmediato un cuarto intermedio.

Finalmente, los legisladores izquierdistas resolvieron que la creación de ministerio de Desarrollo Social sea analizada hoy en comisión y el viernes votada en el plenario.

También en la Comisión de Constitución de Diputados se produjo un cruce de recriminaciones entre blancos y frenteamplistas cuando el oficialismo quiso apurar la aprobación del voto epistolar.

El Senado votó ayer por mayoría y con celeridad el proyecto que crea el Ministerio de Desarrollo Social. El objetivo inicial de la bancada oficialista era pasarlo rápido a Diputados para que se pudiera sancionar ayer mismo. Con algo más de tres horas de debate, los oficialistas intervinieron en pocas oportunidades y dejaron que la oposición expusiera sus reparos, que se centraron en la celeridad para tratar el proyecto, los cargos que se crean, las transferencias y la redistribución de fondos que se dispone en una ley no presupuestal.

Empero, blancos y colorados insistieron en mostrar su disposición a acompañar algunos artículos como “señal de buena voluntad”. Este ministerio, que sustituirá al de Deportes, se encargará de ejecutar el Plan de Emergencia.

El herrerista Luis Alberto Heber indicó que el gobierno puede aprobarlo rápido porque tiene “las mayorías suficientes”, igual que los pasados gobiernos lo hicieron antes. Sin embargo, advirtió que entonces la izquierda se quejó de la falta de análisis y de llevarse por delante a la minoría. “Por lo menos dejenme cobrar la cuenta. Me parece válido que el gobierno haga esto. Creo que están exagerando porque esto no es urgente, es una ley relámpago”, ironizó. El herrerista Gustavo Penadés cuestionó que sólo insumiera 12 horas crear un ministerio, y advirtió que se estaban votando normas presupuestales en una ley de urgente consideración, lo que no está permitido por a Constitución. La misma objeción plantearon los senadores Gonzalo Aguirre e Isaac Alfie.


La hora. Al votar los artículos, los encuentristas miraban el reloj con preocupación. Ante un artículo que dispone la acción del ministerio sobre las multas y “demás recursos”, Alfie y Aguirre preguntaron cuáles eran. “Silencio”, ironizó el propio vicepresidente Nin Novoa cuando nadie respondió. Finalmente se votó el artículo con los votos del oficialismo, pero el senador del MPP Alberto Breccia advirtió que lo hizo “por disciplina partidaria” ya que compartía las objeciones de los dos senadores opositores.

En otro artículo que establece las multas que puede aplicar el ministerio, Alfie volvió a preguntar cuál será el destino de lo recaudado. Michelini respondió que Rentas Generales. Alfie replicó que sólo los impuestos tenían ese destino. Se suspendió entonces la votación del artículo, mientras los encuentristas hacían consultas. Al final se agregó que lo recaudado iría al propio ministerio, pero Alfie insistió en que ese no era el destino final. Antes de votarlo con ese cambio, Michelini le aclaró que en el Presupuesto quinquenal se arreglaba. El proyecto pasó rápidamente a Diputados.


¿Qué quieren? La prisa de la izquierda por hacer valer su mayoría también provocó rispideces ayer en la Comisión cuando el diputado Edgardo Ortuño (Vertiente) propuso votar de inmediato el proyecto que habilita el voto epistolar. El blanco Alvaro Alonso se plantó firme. “¿Qué quieren? Si lo que ustedes quieren es que nos sentemos en estas sillas para verlos votar, no es necesario que participemos de esta comisión”, afirmó. Al final se dispuso pasar a un cuarto intermedio.