La oposición cree que le puede ganar a Vázquez

¿Hay temor en el Partido Nacional a enfrentarse otra vez a Tabaré Vázquez, ahora de cara a una posible reelección presidencial? «El Partido Nacional no usa ni conoce la palabra miedo», respondió rápido el ex presidente Luis Alberto Lacalle. Y explicó: «Vamos a comparecer a la elección con la misma fuerza, sea Vázquez o no candidato. Este no es un tema electoral, sino de política de alto nivel y lamentable para la tradición del país».

El dirigente herrerista opina que el tema no pasa por el riesgo electoral que pueda implicar para blancos y colorados una reelección de Vázquez, sino por la «inconveniencia» de la reforma y porque «el país entero es antirreeleccionista, como lo ha demostrado muchas veces». Para Lacalle, los uruguayos quieren «que los presidentes ocupen su período trabajando y que luego vuelvan a ser ciudadanos normales y corrientes».

El ex presidente opina que lo grave es que el Frente Amplio proyecta una Constitución «a la medida de una circunstancia» y que además proviene de un profesor de derecho constitucional, el senador José Korzeniak. «Es una propuesta de sastre», opinó.

Lacalle cree que es «tremendamente inconveniente» porque el presidente estará en campaña «para su propia candidatura» mientras gobierna, «cosa que está expresamente prohibida por la Constitución».

En un acto el martes en la ciudad de Libertad, le pidió a Vázquez «una rápida y definitiva opinión que corte de raíz» las especulaciones sobre la reelección. «Todos los esperamos», admitió.

BENEFICIO. El ex vicepresidente colorado Luis Hierro considera que para la oposición sería «muy bueno» que Vázquez vuelva a presentarse porque el presidente tirará «por la borda» sus principios y los del Frente Amplio, además de tener un efecto «negativo» sobre la gente.

Para Hierro, es «un disparate político que un senador del partido de gobierno (por Korzeniak) embrete al presidente, que ya anunció su negativa a la reelección. «Ahora dice que sí, queda bien con los comités del Frente e hipoteca su palabra. Es un manoseo constitucional. Con la actual Constitución, debería renunciar en junio de 2008», explicó Hierro.

El ex presidente Jorge Batlle está convencido de que, si el presidente acepta ir a la reelección, el Frente Amplio «va a perder más lejos, porque se demostrará una vez más que el presidente no tiene principios ni palabra». Batlle cree que «no existe peligro» electoral para los partidos tradicionales si Váz-quez va por la reelección.

El dirigente de Correntada Wilsonista Alberto Gallinal entiende que la posible candidatura de Vázquez no asegura la mayoría absoluta al gobierno. Si bien admite que para los blancos será «más difícil» ganarle a Vázquez porque «corre con la ventaja de ser presidente», Gallinal asegura: «Van a perder la elección, con o sin Vázquez». Gallinal cree que es «un abuso que el presidente sea candidato» y que el Frente solo busca «sacar ventajas», con un procedimiento similar a «la estafa» de 1971. En aquella oportunidad, Jorge Pacheco Areco intentó reformar la Constitución para ser reelecto y, como no alcanzaron los votos, ganó Juan María Bordaberry.

INTERESES. El precandidato colorado Pedro Bordaberry admite que Tabaré Vázquez podría ser el mejor candidato que tiene el Frente, de cara a su chance electoral en 2009. «Pero tenemos que pensar cuál es el mejor sistema constitucional electoral para el país y no qué le interesa al Frente», advirtió Bordaberry.

«No hay que pensar una reforma electoral pensando en las necesidades del que está en el gobierno. Lo que está mal es eso. En el momento en que el Frente ve que las encuestas le dicen que no tendría mayoría, Korzeniak busca modificar el sistema electoral de manera que el partido se beneficie. No parece serio. Eso es lo que hace (Hugo) Chávez», argumentó.

Bordaberry cree que todo surge porque el Frente no encuentra su candidato, dice que por eso la idea «nace mal» y «es una locura».

El ex ministro de Turismo está dispuesto a discutir la reelección si las modificaciones se proyectan para las elecciones siguientes, no para las de 2009: «De esa manera uno le saca el interés particular que hoy tiene Korzeniak. Lo único que le fal-ta a la propuesta es poner un artículo que diga que para ser presidente, uno tiene que llamarse Tabaré».

Desde el Partido Independiente, Pablo Mieres tiene dudas de si Vázquez le asegura la mayoría al Frente Amplio para ganar en 2009: «Una cosa es la intención de voto y otra el apoyo que tenga como presidente».

Mieres opina que Vázquez se haría daño «a sí mismo» si incumple su palabra y sale a pelear la reelección. «Es inevitable compararlo con Pacheco. Vázquez se contradice y se expone a un revés político electoral muy grave», reflexionó el dirigente.

El «único mecanismo jurídicamente viable» que tiene el Frente Amplio para propiciar la reelección es convocar a una Asamblea Constituyente y que se autorice de esa manera un plebiscito constitucional, según Mieres. «El Frente tiene votos para eso», estimó.