La oposición desafía a Evo Morales

El partido Podemos coordinó la medida con Unidad Nacional del empresario Samuel Doria Medina, en huelga de hambre con las mismas banderas. En la Cámara alta, la oposición suma 15 senadores contra 12 del oficialista MAS. La decisión anunciada por el ex presidente y líder de la oposición, Jorge «Tuto» Quiroga, refleja las dificultades de la derecha para encontrar caminos efectivos para ponerle un freno al gobierno, inmutable ante las presiones, a las que denuncia como expresiones de impotencia de «minorías derrotadas».

Evo Morales respondió utilizando casi los mismos argumentos de sus detractores al acusarlos de propiciar «un golpe institucional a la democracia». El presidente destacó los efectos económicos de la parálisis del Senado, que pone en riesgo puestos de trabajo y proyectos de inversión. Diversos sectores políticos, cívicos y empresariales han conformado un «frente de resistencia» en rechazo al reglamento que le dio al MAS el control de la Asamblea Constituyente.

Con su determinación, la derecha deja en un manto de dudas a la nueva ley de tierras, aprobada en Diputados, que es la fuente de las actuales movilizaciones. Morales volvió a recordar que el 80% de las tierras está controlado por el 10% de la población.