La paridad y hasta derrota según alguna encuesta generó alarma.

El propio Óscar Bottinelli dijo a radio El Espectador que “no era previsible” que los blancos tuvieran una mejor votación. Desde el cierre de las mesas, en el comando de campaña del senador Danilo Astori se vivió el tema con preocupación y autocrítica por la “desmovilización” y la “pérdida de credibilidad del sistema político entre los jóvenes”.

El diputado Enrique Pintado afirmó que “no podemos poner pretextos autocomplacientes. Aquí hay un llamado de atención a la política en general. Tendremos que analizar la votación y ser muy analíticos por esta escasa participación cuando las encuestas más pesimistas hablaban de un 54% de participación. Hay que hacer autocrítica”. En el mismo sentido, se pronunció el diputado Alfredo Asti, quien señaló a Ultimas Noticias que “esto es un elemento de atención para todo el sistema político” y en particular para el FA que “aparentemente no ha logrado mantener la movilización con la que llegó al gobierno”.

En ese sentido, señaló la importancia de lograr una mayor movilización hacia octubre para “conseguir la mayoría parlamentaria, ya sea que gane o no en primera vuelta”.

El senador Eduardo Ríos convocó a “estudiar las razones. Hemos introducido a la gente en un proceso electoral de un año y no hemos sabido convencer a la ciudadanía de la importancia democrática de esta elección interna”.

La senadora Mónica Xavier apuntó que “habrá que analizar lo que pasó. Hubo poca movilización y no supimos llegar a los jóvenes, que fueron los que menos votaron”.

Más allá de la autocrítica, la baja votación general generó “sorpresa” y hubo críticas de diversos dirigentes a la candidatura de Marcos Carámbula. “La baja votación en Canelones demuestra que Carámbula no sumó votos sino que se los restó a los demás candidatos”, afirmó un dirigente.

Incluso en el Partido Nacional hubo valoraciones similares. La diputada Sandra Etcheverry dijo que la caída en la concurrencia de ciudadanos a las urnas para elegir sus candidatos “es un mensaje claro para los políticos. Hay algo que no digerimos”.