La patente en Uruguay es más cara que en Londres

Según un estudio realizado por el abogado Alberto Varela del estudio Ferrere, el producto del tributo de patente de rodados implica el 36% del presupuesto de la comuna de San José; el 29% de la de Flores; un 23% de la Maldonado y un 19% de la de Colonia. Colonia y Flores son cuestionadas por las demás intendencias -sobre todo por Montevideo- por violar el acuerdo del Congreso de Intendentes al contar con concesionarias de autos en la capital que matriculan vehículos cero kilómetro.

La investigación de Varela, que cita a fuentes del Ministerio de Transporte y de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, muestra que el parque automotor uruguayo pasó de 93.000 vehículos en 1954 a 1.300.000 rodados en el 2007. Esto explica porqué la patente de rodados es un botín apetecible para muchas intendencias.

El informe, que fue presentado el miércoles 30 en un foro sobre patente de rodados del Defensor del Vecino, también muestra el elevado costo anual de la patente de un Peugeot 307 del 2006 en varias ciudades uruguayas en comparación con dos capitales europeas.

Así, el propietario de ese auto pagará $ 27.588 en Montevideo, $ 19.404 en San José, $ 12.704 en Maldonado, $ 6.535 en Colonia, el equivalente a $ 5.527 en Londres y a $ 2.010 en Madrid.

Varela, quien es especialista en derecho tributario, consideró que los conductores con autos matriculados en el interior pueden negarse «legítimamente» a presentar documentos a inspectores de Montevideo que se los soliciten. «Esa exigencia es inconstitucional y viola el derecho a la intimidad y a la libre circulación», dijo.

Indicó que ese conductor con un auto matriculado en el interior paga patente en un departamento. «Si el inspector sospecha que el conductor del vehículo vive en Montevideo, el inspector tiene que accionar jurídicamente contra la intendencia del interior. Es un problema entre intendencias y no con el propietario del auto. Éste cumple al pagar sus tributos», advirtió Varela.

DIFERENCIAS. El jueves 1°, el Congreso de Intendentes discutió por enésima vez sobre la patente de rodados. Los jefes comunales recibieron un informe del Grupo de Seguimiento -integrado por varias intendencias- y acordaron solicitar una entrevista con el Poder Ejecutivo para participar en la reglamentación de la ley de patentes. El objetivo de los intendentes es poder incidir en los criterios de residencia del conductor del vehículo.

El presidente del Congreso de Intendentes, Omar Lafluf (Río Negro) dijo a El País que en breve impulsará una campaña nacional advirtiendo que las intendencias saldrán a fiscalizar en diciembre de este año y en enero del 2010 a los contribuyentes que tienen sus vehículos empadronados en un departamento y viven en otro. «El objetivo es que se cumpla la ley de patentes», afirmó el intendente.

Las advertencias de fiscalizaciones de matrículas de automóviles son misiles que apuntan hacia Colonia y Flores.

Recientemente, el intendente de Florida, Juan Giachetto (Frente Amplio) acusó a Colonia y a Flores de violar el acuerdo de patentes concretado en el 2008 al matricular autos cero kilómetro de floridenses y montevideanos.

Según Giachetto, se han constatado «documentos truchos» en empadronamientos y, además, puso como ejemplo el caso de un contribuyente poronguero que compró una camioneta en Montevideo y le ofrecieron matricularla en Colonia.

En varias oportunidades, el intendente coloniense Walter Zimmer (Partido Nacional), dijo que bajó las patentes con el objetivo de recuperar los cientos de autos de Colonia que fueron matriculados en San José.

Por su parte su colega de Flores, Armando Castaingdebat (Partido Nacional) obtuvo de la Junta un decreto que lo habilita a otorgar matrículas de autos y permisos de circulación provisorios a concesionarias y asesores ubicados en Montevideo.

El hecho generó profundas molestias dentro del Congreso de Intendentes, inclusive por parte de jefes comunales pertenecientes al Partido Nacional, y generó que el cuerpo solicitara asesoramiento que determinara si es legal o no que Flores empadrone vehículos en otro departamento.

Para el escribano Claudio López Lartigau, el sistema de matriculación dispuesta por la Junta de Flores «no nos ofrece objeción alguna».