‘La postura es respetar todos los contratos’

Mediante respuestas breves y en un tono cansino, reiteró que la próxima administración “asumirá una conducta de respeto por los contratos asumidos”, entre los que incluyó el acuerdo que eventualmente permitirá a la telefónica mexicana América Móvil a operar en el mercado uruguayo.

Luego, cuando fue consultado por el reclamo del vicepresidente electo, Rodolfo Nin Nova, respecto a que ANTEL deje el asunto de la interconexión con América Móvil para la próxima administración, Astori respondió de forma.

Finalizada su disertación en el seminario Visión Uruguay, el ministro de Economía del gobierno electo, Danilo Astori, no pudo ocultar la pesadumbre que lo invadió cuando la prensa lo inquirió acerca de la posición que adoptará el gobierno de izquierda con los contratos asumidos por la administración Batlle, fundamentalmente, en materia de telefonía celular.
Mediante respuestas breves y en un tono cansino, reiteró que la próxima administración “asumirá una conducta de respeto por los contratos asumidos”, entre los que incluyó el acuerdo que eventualmente permitirá a la telefónica mexicana América Móvil a operar en el mercado uruguayo.

Luego, cuando fue consultado por el reclamo del vicepresidente electo, Rodolfo Nin Nova, respecto a que ANTEL deje el asunto de la interconexión con América Móvil para la próxima administración, Astori respondió de forma tajante: “La postura del gobierno de izquierda es respetar todos los contratos en la medida que los participantes se ajusten a los compromisos asumidos. Esto lo dije antes de las elecciones y lo seguiré sosteniendo”.

Por otra parte, se negó a opinar sobre las críticas recibidas por parte del sindicato de ANTEL, Sutel, cuyos dirigentes señalaron que “Astori no es la voz del gobierno”.

“No me corresponde comentar posiciones de organizaciones sociales que están en todo su derecho de manifestar su opinión”, dijo.

No obstante, admitió que en el próximo gobierno que los reclamos sindicales “serán un ingrediente casi permanente de la realidad”.

Con relación al proceso de estatización que inició el gobierno uruguayo de los servicios de agua potable que brindan las empresas Uragua y Agua de la Costa, Astori dijo que “comparte la resolución adoptada por la Mesa Política del Frente Amplio”. El órgano político de la coalición de izquierdas decidió el lunes pasado solicitarle al gobierno que suspenda la anulación de las concesiones y que deje todo en manos del gobierno que asumirá el 1º de marzo. La Mesa Política del FA decidió además pedir informes a la Facultad de Derecho.