La rebaja de precios por la reforma tardaría en verse

Una de las razones es que durante un buen tiempo esos productos se fabricarán con insumos importados comprados ahora y con la carga tributaria actual, por lo que el traslado se dará gradualmente.

La otra incertidumbre es qué harán las industrias locales que proveen a los comercios y que a partir de julio volverán a pagar aportes patronales. Existen versiones de que ya lo están trasladando ahora -reflejándose en el alza de precios- o que lo harán después de julio.

Una de las previsiones que maneja el gobierno es que la baja impositiva -rebaja de la tasa básica del IVA de 23% a 22%, de la mínima de 14% a 10% y la eliminación del Cofis- tendrá un impacto sobre la inflación a partir del segundo semestre. El escenario base es de 0,7% por una sola vez.

La eliminación del Cofis (3%) incluida en el nuevo régimen tributario no será trasladada en el corto plazo a los precios de los bienes importados. Las empresas importadoras ya han hecho adelantos del impuesto por compras a futuro, por lo que volcarán la rebaja a medida que entre la mercadería comprada con el nuevo régimen fiscal.

Fernando Melissari, representante de la Asociación de Importadores y Mayoristas de Almacenes dijo a El País que «en la mayor parte de las empresas» hay «bastantes pagos adelantados de Cofis». La mayoría de las importadoras realizan sus compras con meses de anticipación, por lo que no cabe prever que la diferencia se compense de inmediato.

En el caso de los supermercados, Melissari sostuvo que el adelanto abarca «cientos de miles de dólares ya pagos» que «no van a permitir una rebaja de los precios una vez que comience a regir la reforma tributaria». La rebaja, dijo el representante de los importadores «recién podrá concretarse una vez que se compense lo que se pagó».

SUPERMERCADOS. Melissari dijo que existe «preocupación» en las empresas «porque el gobierno va a informar sobre los precios en espera de una baja» que «no se puede dar».

Antes de fin de mes está previsto que la Dirección General de Comercio comience a informar los precios de una canasta de 43 productos de las marcas más compradas en las superficies que cuentan con al menos tres cajas. La intención es que cuando cambie el sistema, las personas puedan corroborar si se traslada a precios la reducción impositiva.

El presidente del Grupo Disco, Luis Eduardo Cardoso, dijo la semana pasada a El Espectador que el traslado a los precios se dará en los «30 o 60 días siguientes a que entre en vigencia la reforma».

«Hay stocks de mercaderías que están comprados con el IVA anterior y con el Cofis anterior. Eso es un costo en el caso del Cofis que está en los productos que están en stock.

En la medida que eso se vaya terminando y se reponga a costos más bajos, esa rebaja se va a ir trasladando al precio de venta», expresó Cardoso el jueves 24. Dos semanas antes el empresario dijo a El País que se da una «ecuación compleja» en el traslado a precios por la aplicación de la reforma tributaria dado que los industriales van a tener un costo extra al volver a pagar aportes.

Durante la entrevista, Cardoso recordó que no son los supermercados los que fijan los precios sino las industrias y fabricantes que los proveen.

La suma de la baja en la tasa de IVA mínimo y la eliminación del Cofis, implica una reducción de 7,42% en los bienes gravados con ambos como azúcar, fideos, harina, arroz, etc. De 53 productos de la canasta básica, 31 están gravados con Cofis.