La resurrección de los sindicatos

La asunción del gobierno de izquierda, los anuncios relativos a la implementación de los Consejos de Salarios y una percepción extendida a nivel de los trabajadores en cuanto a que sus derechos serán más amparados que en años anteriores, ha ambientado una generalizada reactivación de la actividad gremial entre los asalariados del sector privado. En los últimos dos meses la Federación Uruguaya de Empleados del Comercio y la Industria (Fueci) incrementó sus sindicatos asociados en 30%.
En Fueci actualmente suman 112 los sindicatos agremiados cuando hace dos meses eran 90. El integrante de la mesa ejecutiva, Eduardo Sosa, dijo a El Observador que “evidentemente se nota un cambio” en la actitud de los trabajadores del sector privado, que fueron los más castigados por la crisis económica de 2002. “Diría que la expectativa es muy asimilable a la que se vivió después del 1º de marzo de 1985”, afirmó.

Fueci evalúa en más de 300 mil los uruguayos que trabajan en el sector de comercio y servicios, aunque en la actualidad sólo hay entre siete y ocho mil trabajadores federados.

Los nuevos sindicatos asociados a Fueci se han constituido mayoritariamente en el sector de servicios, y en especial en empresas de limpieza y seguridad, cuyos asalariados reciben remuneraciones extremadamente bajas.

Sosa dijo que la expectativa de los trabajadores no sólo abarca a la situación salarial sino también “a la posibilidad de que se concreten medidas que mejoren las condiciones laborales y a que haya un mayor respeto a la sindicalización”.

También opinó que “se nota un ambiente distinto a nivel de algunas patronales”, que “en absoluto” han mostrado inconvenientes en torno a la conformación de sindicatos en sus empresas.


Metalúrgicos. En tanto, en el gremio metalúrgico (Untmra) no ha habido tiempo para las estadísticas: “La situación nos ha superado; todos los días tenemos la presencia de colectivos de trabajadores interesados en sindicalizarse”, dijo Ariel Soto, secretario de finanzas de la gremial.

El Untmra nuclea una vasta gama de empresas, desde talleres mecánicos hasta industrias plásticas, pasando por las estaciones de servicio.

“A diario estamos recibiendo colectivos de trabajadores que integran empresas que van desde cien hasta dos funcionarios. Hace unos días incluso tuvimos la solicitud de un grupo de trabajadores de talleres de mantenimiento y reparación de la aeronáutica. En verdad, recién ahí nos enteramos que existían”, afirmó.

El gremio tiene por lo menos 30 solicitud de colectivos a estudios. La semana pasada hubo una reunión del ejecutivo a los efectos de “organizar” la atención de las solicitudes ante el aumento de la demanda.

Aníbal Llanes, del Sindicato de Trabajadores de la Industria Química, y Fernando Charamello, del Sindicato de Artes Gráficas, coinciden en que si bien no hay un aumento tan masivo en sus ramas de actividad, la tendencia es la misma. “Todos los días estamos viendo cotizantes que no aparecían por el sindicato desde hace muchos años”, dijo Charamello. El incremento se nota en los trabajadores del sector “vía pública”, una actividad nueva en el país y sin antecedentes de sindicalización.