La sequía seguirá por varios meses

La sequía que domina el país es consecuencia de un proceso natural que comenzó a gestarse en 2006. El déficit de lluvias de aquel año, sumado al de 2007 y al registrado en los primeros 4 meses de 2008, alcanza hoy su punto más crítico. A diferencia de las inundaciones o los huracanes, que se caracterizan por ser repentinos, la sequía es acumulativa y mantiene en el tiempo.

El agua que el país necesita para superar la crisis energética que apagó ascensores, luminosos y marquesinas, no va a caer rápido del cielo. Habrá que esperar al menos 3 o 4 meses. Tal fue el pronóstico que los especialistas Andrés Silva, meteorólogo de la Dirección Nacional de Meteorología (DNM) e integrante de la Sociedad Amigos del Viento, y su colega Mario Bidegain, integrante del Grupo de Tendencias de la DNM. “Antes vamos a tener algunos eventos de precipitación, pero ninguno suficiente para ayudarnos a salir del actual problema”, aseguró Silva. Ambos técnicos coincidieron en que la situación no se va a normalizar antes de agosto o setiembre.
La sequía que domina el país es consecuencia de un proceso natural que comenzó a gestarse en 2006. El déficit de lluvias de aquel año, sumado al de 2007 y al registrado en los primeros 4 meses de 2008, alcanza hoy su punto más crítico. A diferencia de las inundaciones o los huracanes, que se caracterizan por ser repentinos, la sequía es acumulativa y mantiene en el tiempo.