La telefonía fija tendrá precio único por ahorro de reforma tributaria

El Ministerio de Economía acordó con Antel que los ahorros por la rebaja de aportes patronales de 24,5% a 7,5% se destinen a ese fin. Ahora, un equipo conformado por técnicos de ambas partes discuten las cifras del programa financiero de forma que permita solventar la medida, dijo Carvalho.

La implementación de la tarifa única nacional se estima que tenga un costo en el entorno de los U$S 20 millones para Antel. Por la rebaja de aportes patronales Antel obtendría un ahorro en el entorno de los U$S 10 millones por lo que se deberían obtener fondos de otras fuentes para financiar el resto.

Carvalho afirmó que en el futuro, una vez que se elimine el Impuesto a la Compra de Moneda Extranjera (Icome) se generarán fondos (cerca de U$S 2 millones), que podrían destinarse a eliminar la llamada de larga distancia. El gobierno tiene la eliminación del Icome entre los primeros objetivos a cumplir una vez garantizado el nivel de recaudación a partir de la entrada en vigencia de la reforma tributaria.

Antel cuenta con una tarifa única nacional en el caso de los servicios celulares.

PROYECTO. El diputado nacionalista, Pablo Iturralde, presentó ayer al directorio de Antel un proyecto de ley de equiparación de las tarifas de larga distancia a una única tarifa de carácter nacional. Según Carvalho «seguramente no será necesaria la ley para que esto se concrete».

El proyecto de ley establece que Antel «no podrá fijar cargos adicionales derivados de la distancia en aquellos servicios de carácter monopólico». Por otra parte, adjudica a la Unidad Reguladora de Servicios de Comunicaciones el control de que se dé un acceso igualitario de las telecomunicaciones en todo el país y así se prohiba la discriminación en costos de las tarifas.

Según Iturralde la diferencia que existe actualmente en el precio de las tarifas de teléfono fijo tiene «efectos negativos» en zonas que «necesitan de incentivos para su desarrollo».