La UE no hará acuerdos bilaterales con el Mercosur

Mientras los europeos desean proteger la calidad de determinados productos como quesos, vinos y licores provenientes de sus países miembros, los países sudamericanos buscan un mayor el acceso de sus productos agrícolas al mercado del Norte, donde existe oposición entre los productores de Francia, Irlanda y Polonia. Luego de que los bloques no alcanzaran un acuerdo en el plazo previsto, que concluye el 31 de octubre, y resolvieran tomarse un tiempo antes de reanudar las conversaciones, Lamy aseguró que «ambos llegamos a la conclusión de que éramos ambiciosos y que debíamos esperar».

En una entrevista con el diario chileno El Mercurio difundida el domingo, el comisario europeo explicó que la negociación era difícil. «Se trata de un área de libre comercio grande, de un acuerdo entre países desarrollados y en desarrollo. Y el Mercosur todavía está haciéndose a sí mismo, lo que no facilita las cosas», señaló. «Pero somos hijos de una unión política y un área de libre comercio y sabemos que toma tiempo. Creemos en la integración y que eso da estabilidad», agregó Lamy, que la semana próxima dejará el cargo que ocupó durante cinco años.

Además, el europeo minimizó las dificultades que impidieron cerrar el acuerdo y restó importancia a los escasos avances que lograron con los cancilleres de los países del Mercosur la semana pasada en Lisboa. «El punto de referencia es la sustancia no el timing de un acuerdo», dijo, y aseguró que, pese a las dificultades que están enfrentando los dos bloques en el proceso de negociación, Europa sigue apostando por la liberalización del comercio con el Mercosur. En ese sentido, recordó que el motor de la integración en Europa fue una guerra, que «no la tuvieron» en América latina, aunque admitió que los países de la región «tienen una guerra contra la pobreza, y ésa es una guerra grande», dijo.

Por último, el comisario europeo descartó la vía bilateral para cerrar acuerdos, como eligió en su momento con Estados Unidos. «No tenemos la misma posición en los países andinos y América Central que en el Cono Sur. Y por razones de políticas, no seguimos la lógica de dividir para avanzar», argumentó ante el diario chileno.