La Unión Europea aumenta cooperación con Uruguay

El programa de cooperación aprobado por la Unión Europea (UE) para Uruguay en el período 2007-2013, tiene dos componentes: cohesión social y territorial, e innovación, investigación y desarrollo de empresas. El primero de ellos se desarrollará respaldando acciones del gobierno y las Intendencias para la descentralización.

El programa de cooperación se realizó en consulta con el gobierno, el sector privado y la sociedad civil. La cooperación de la UE se concreta mediante donaciones que no generan deuda a Uruguay y que buscan desarrollar trabajos a largo plazo, informó a El País Natividad Lorenzo, del sector Cooperación de la UE.

PROGRAMAS. «Dentro del análisis de Uruguay se resalta que es un país con mucha migración hacia la capital, es un país con muchas desigualdades entre las zonas rurales y las zonas urbanas», expresó Lorenzo.

«Entonces, la prioridad número uno intenta apoyar el proceso de descentralización, que cada vez los departamentos y sus intendencias tengan más competencias, puedan ayudar más a los habitantes de sus departamentos, para que no emigren cada vez más a Montevideo. Porque muchos de ellos, de hecho, son del ámbito rural y quieren quedar en el ámbito rural, lo que le faltan son oportunidades», añadió.

Este programa de apoyo a la descentralización se ejecutará a través de las Intendencias y lo gestionará la Oficina de Planeamiento y Presupuesto.

«Se va a acompañar el proceso de descentralización. No imponemos nada, acompañamos políticas y en este caso las políticas de descentralización. Crearemos un programa en que los intendentes tendrán un fondo para dar a aquellos que presenten proyectos dentro de sus intendencias, si es de varias mejor todavía, que fomenten la cohesión social y territorial», destacó la funcionaria de la UE.

El otro componente del presupuesto será el de la innovación, investigación y desarrollo de las empresas. Lorenzo indicó que se continuará con algunos de los proyectos que están en curso del anterior período referidos a estos temas, aunque no necesariamente con los mismos actores.

«Pero queremos que no se pierda lo que hemos conseguido hasta ahora y que se avance, queremos que siga adelante el centro de desarrollo de software, el polo tecnológico de Pando, el proyecto de ayuda a la competencia a las pequeñas y medianas empresas», expresó.

COMPROMISO POLÍTICO. Actualmente, la oficina de la UE está en un período de transición, cerrando el presupuesto de 18,5 millones de euros asignados para el período 2000-2006 y definiendo los proyectos a que será destinado el presupuesto de 31 millones de euros para este nuevo período.

Además del aumento en la cooperación, otra de las diferencias entre este presupuesto y el anterior es que no hay un componente de apoyo a lo institucional. «Uruguay se caracteriza por tener instituciones muy sólidas y no logramos identificar ningún campo institucional en que sea necesario la cooperación», explicó Lorenzo.

La funcionaria hizo hincapié en que si bien la cooperación de la UE no son préstamos ni generan deuda a Uruguay, se busca una contraparte del gobierno.

Esto se hace «para asegurar que tenemos un compromiso político de la otra parte y de que los dineros van a ser bien utilizados. Pedimos una contraparte, nosotros aportamos un 75% u 80 % y el otro 25% el beneficiario -en este caso Uruguay-, casi siempre en gastos operaciones».

«No es Fondo Monetario Internacional, no es Banco Mundial. Son 31 millones de euros de donaciones que acompañan políticas nacionales. Para nada se impone la visión europea, se acompañan las políticas nacionales que fueron previamente discutidas con el gobierno nacional», concluyó Lorenzo.