Lanzan campaña para explicar los beneficios del monotributo

De la misma forma que se hizo con las empleadas domésticas, el Banco de Previsión Social (BPS) lanzará a partir de hoy una campaña publicitaria masiva para explicar los derechos y las obligaciones que tienen los monotributistas a partir de la sanción de la reforma tributaria, dijo a El Observador el presidente de ese organismo, Ernesto Murro.
El jerarca adelantó, además, que el BPS trabaja junto a la Intendencia Municipal de Montevideo (IMM) en la idea de otorgar un carnet a las personas que aportan el monotributo para que puedan desarrollar su actividad con tranquilidad y a la vez que el Estado las pueda controlar con eficacia.

Murro subrayó que la campaña publicitaria “será fundamentalmente educativa” e incluirá spots en televisión y radio y anuncios en la prensa.

Asimismo, se colocará cartelería en la vía pública y se repartirán volantes en los lugares en los que se encuentre el público objetivo de la campaña, como las ferias vecinales.

“La idea es ir a buscar a la gente al lugar donde está. Eso nos parece lo más efectivo”, apuntó el titular del BPS

El funcionario expresó que el BPS tratará de involucrar en la campaña a las organizaciones que trabajan con los feriantes, los ladrilleros o los pescadores artesanales para facilitarles la comprensión del nuevo régimen tributario.

El jueves hubo una reunión en la sede del BPS de la que participaron más de un centenar de personas vinculadas a estas organizaciones.

Con esos sectores se estudia la posibilidad de flexibilizar las exigencias para que puedan incorporarse a la seguridad social.

La ley faculta al BPS, ante una solicitud fundada por parte de los interesados, a que autorice la venta a consumidores no finales o a que se incremente el número de dependientes.

Esa autorización se concedió, por ejemplo, al sindicato de los canillitas para que puedan comercializar diarios en los supermercados.


Avivados. Murro sostuvo que el organismo no se planteó un objetivo concreto de nuevos cotizantes o de recaudación, aunque indicó que confía en que la campaña tendrá buena repercusión

“De hecho en estos dos meses no hicimos nada y se inscribieron más de mil nuevos monotributistas”, expresó.

Además existen unas setecientas solicitudes que el BPS está analizando junto a la Dirección General Impositiva (DGI) porque se trata de casos “que no son claros”, dijo Murro.

El funcionario destacó que la nueva ley está hecha para “incluir gente al sistema” pero que no está diseñada para “premiar a los avivados”.

“Hay cosas que no vamos a aceptar. Para decirlo claro, no vamos a permitir que las unipersonales se bajen para aportar menos por monotributo”, ejemplificó.


Cambios. La ley de reforma tributaria, que comenzó a regir en julio, extendió el régimen del monotributo, permitiendo que personas con pequeños locales se acojan al régimen.

Anteriormente, esa opción estaba abierta únicamente a quienes desarrollaban su actividad en la vía pública.

Además, incluyó disposiciones que permiten a los cuidacoches y limpiavidrios aportar para la seguridad social, aspecto que desató una gran discusión pública.

El tope de facturación anual para aportar por monotributo es de $ 475 mil al año.

El aporte único que hay que hacer al BPS y a la DGI es de $ 472 mensuales. Si se trata de una sociedad de hecho (el caso de dos personas que no son familiares) el aporte se reduce a $ 340.

Para acceder a la cobertura de una mutualista, el pago por monotributo asciende a $ 1.299.