Lanzan el Plan Cardales en dos pequeños pueblos del interior.

POR GABRIEL PEREYRA DE LA REDACCIÓN DE EL OBSERVADOR

El presidente de la República, Tabaré Vázquez, firmó el 31 de diciembre una resolución creando dos comisiones, una ejecutiva y otra consultiva, y dio así el primer paso formal para poner en marcha el Plan Cardales, que busca brindarle el llamado Triple Play (servicio de telefonía, Internet y TV cable por la misma línea) a toda la población, subsidiando el servicio para que llegue a 400 mil hogares de bajos recursos que hoy carecen de estos servicios. El gobierno aspira a que en el año 2014 toda la población haya accedido a la convergencia y conectividad a través de Internet.
Vázquez y los técnicos que organizan este plan –en el que participan los Ministerios de Industria y Educación, ANTEL y el Laboratorio Tecnológico del Uruguay (LATU)– ya decidieron que el Cardales se aplicará durante 2009 en dos pueblos del interior del país, como experiencia piloto.

El presidente dijo a El Observador que la idea es que uno de esos pueblos de menos de 5.000 habitantes que resulte elegido no tenga casi estructura instalada para desarrollar el Plan Cardales, y que el otro pueblo sí la tenga.

Un técnico del gobierno que trabaja en este plan, consultado al respecto, dijo que en la medida que la telefonía de ANTEL llega a casi todo el país, eso da una base importante para que también llegue Internet.

El técnico dijo que lo que sí se va a hacer es que en uno de esos pueblos elegidos para lanzar el Plan Cardales se aplicará tecnología que hoy no se utiliza. Este plan piloto está siendo aún evaluado.

Es un camino similar al que se siguió con el Plan Ceibal, por el que se entrega una computadora a cada escolar. De hecho, el gobierno considera que el Cardales es la continuidad del Ceibal.

Hoy hay miles de niños y maestros que accedieron a una laptop del Ceibal, pero muchos no cuentan con Internet en sus hogares. El Cardales busca darles este servicio.

Según relató Vázquez a El Observador, algunos técnicos le plantearon crear una sola comisión con actores del sector público y del privado, pero el mandatario consideró que eso “demoraría mucho” el lanzamiento del plan, y quiere hacerlo “lo más rápido posible”. Por eso formó una comisión consultiva –en la que participarán privados– y una ejecutiva que antes de que termine el mes de enero deberá tener definidas algunas orientaciones.

Vázquez dijo que el Plan Cardales “es mixto”, ya que lo llevarán adelante públicos y privados. El presidente aclaró que las empresas que participarán del Cardales deberán “ser nacionales”.

En principio, las única empresas privadas que podrán participar del plan son los canales cable de la capital y del interior.

Otras fuentes oficiales dijeron que las empresas que en Uruguay ofrecen servicio de Internet inalámbrico solo están capacitadas para emitir TV por celular, pero que no participarán del plan.

Vázquez advirtió que las empresas de cable que participen del Plan Cardales recibirán autorización expresa para ello, pero “no la pueden transferir”. “Si no pueden o no quieren seguir, deberán renunciar a ese derecho”, dijo el presidente.

Fuentes técnicas del gobierno indicaron que se quiere evitar que las autorizaciones pasen de mano en mano como ocurrió con algunas radios y canales cable.

El gobierno también buscará asegurarse por esta vía de que no haya empresas que quieran participar del plan solo para prestigiarse y luego vender el derecho.

El gobierno cree que la posibilidad de rédito en algunas áreas de población será inmediata. “En la zona costera, por ejemplo, todo el mundo tiene los tres servicios, y si el Triple Play resulta más barato, todos se van a pasar, es jugar y cobrar”, dijo una fuente del Poder Ejecutivo.

“La cuestión es que llegue donde no hay nada o casi nada de esos servicios, y por eso es necesario la mano del Estado, que oriente hacia lo que se busca, que es la conectividad y convergencia total”, dijo este integrante del Poder Ejecutivo.

Hace unos días, el presidente de ANTEL, Edgardo Carvalho, dijo que desconfía de que “las fuerzas del mercado en manos privadas hagan llegar el Cardales a todos los puntos del país”.