Lanzan plan de ahorro de electricidad voluntario

Es que las mismas son las únicas que permiten acumular agua en sus embalses y reservarla para el invierno cuando se da el mayor consumo de energía eléctrica.

El ministro interino de Industria y Energía, Martín Ponce de León, dijo a El País que el miércoles quedará efectiva la ampliación de 50 Mw en Punta del Tigre y antes de fin de mes, se sumarán otros 50 Mw.

En la resolución del Poder Ejecutivo que implementa el plan -a la que accedió El País- se señala que «se ha registrado un crecimiento de la demanda de energía eléctrica en esta época del año» como uno de los argumentos para tomar la decisión. Ponce de León señaló que la demanda eléctrica creció 8% en los primeros días de enero, respecto a igual período del año pasado.

A eso se agrega que, «el estado de los niveles y de los aportes a los embalses de las centrales hidroeléctricas ha configurado una situación de fuerza mayor que obliga a conservar, en la medida de lo posible, el agua del embalse de Rincón del Bonete para asegurar el abastecimiento».

Además la «situación energética de los países vecinos no permite asegurar un flujo de intercambio de energía eléctrica hacia nuestro país, a niveles que constituyan un suministro alternativo para cubrir la demanda de energía eléctrica». Ponce de León explicó que «hay que pensar no tanto en el verano, sino desde ya comenzar a ahorrar (pensando en el invierno), porque lo que hoy ahorramos son litros de agua que mantenemos en la represa Rincón del Bonete».

PLAN. Para el sector residencial, el plan es voluntario y el gobierno «requiere la más activa participación en este esfuerzo de ahorro».

Entre otros, se recomienda: reducir iluminación interior y exterior -y en lo posible sustituir las lámparas de mayor uso por las de bajo consumo-, reducir el uso de equipos de aire acondicionado y regularlos a 22° C, regular el termostato de calefones eléctricos a 40° C, reducir frecuencia y uso de lavarropas, hornos eléctricos, planchas, lavavajillas, secarropas y en lo posible hacerlo fuera del horario entre las 19 y 24 horas, no dejar equipos en stand by y en el caso de edificios se pide adoptar medidas que permitan hacer un uso racional de los ascensores.

Para el sector estatal cada dependencia «deberá aplicar y ajustar el plan de ahorro a las características de cada unidad».

Pese a eso, cada dependencia estatal implementará las siguientes medidas: suspender iluminación de fachadas y carteles luminosos, disminuir al mínimo la iluminación de los locales, reducir al mínimo el uso de ascensores, no dejar equipos eléctricos en stand by una vez finalizada la jornada laboral, reducir uso de equipos de aire acondicionado y ventiladores, limpiar las luminarias y lámparas (al término de la jornada deberán apagarse) y realizar una campaña de concientización a nivel del personal.

En el sector de locales comerciales, empresas de servicio e industrias «en lo posible se recomienda adoptar las medidas detalladas anteriormente», dice la resolución.

«Lo que le pedimos a los ciudadanos es que una vez más tomemos la prudencia, la responsabilidad y que hagamos este esfuerzo que el país lo necesita», afirmó Ponce.

INICIATIVA. El diputado del Partido Nacional, Álvaro Delgado en conjunto con un equipo técnico, diseñó un plan a proponer al gobierno para reducir el consumo de energía a través del recambio de bombitas.

La propuesta implica que UTE adquiera bombitas de bajo consumo en una licitación internacional y luego las venda a los clientes a precios más económicos. El objetivo es que se recambien cinco lamparitas por hogar, lo que repercutiría en una mayor eficiencia energética.

La iniciativa había sido manejada por parte de UTE dentro de su programa de eficiencia energética que ya tuvo su primera experiencia piloto en la Ciudad de la Costa. El ministro interino de Energía dijo que «en el mundo se va a ir hacia una paulatina eliminación de las lámparas incandescentes».