Larrañaga presentará una propuesta para la reforma del sistema educativo

En los mensajes que dio durante su gira por Río Negro, Soriano y Colonia, Larrañaga buscó en todo momento diferenciarse de su contrincante del Encuentro Progresista, Tabaré Vázquez. Sostuvo que su partido es el único que crece, que el Encuentro Progresista «tiene un techo» y que el Partido Colorado «seguramente crecerá» de aquí a octubre.
Afirmó que los blancos son la única fuerza que da «garantía de estabilidad y gobernabilidad» y subrayó que «nunca termino por entender cuál es el programa de gobierno del Frente Amplio».

EL VOTO CIUDADANO
Larrañaga afirmó que apunta a conquistar el voto del ciudadano y no de determinado partido. «Nosotros queremos ganar la confianza del ciudadano, no quiero ser el presidente del 40%, quiero ser el presidente de todos los uruguayos», exclamó en medio de la ovación de la dirigencia nacionalista, reunida en la departamental de Fray Bentos.
«Queremos captar el voto de los uruguayos, no de un sector político en especial, nosotros le apostamos al ciudadano. Queremos restablecer una nueva relación entre el sistema político y el ciudadano, esto es vital. Si no, el sistema político no sirve para nada, hay que jerarquizar al ciudadano en la democracia», añadió.
«Somos la única colectividad que crece, el Frente Amplio tiene su techo y seguramente crecerá el Partido Colorado, pero al disco de la Presidencia de la República, en noviembre vamos a llegar nosotros y el doctor Vázquez. Y nosotros vamos a ganar. Miren que vamos a ganar», insistió.
Larrañaga indicó que «no me importa lo que pase en otra fuerza política, estoy ocupado de mi fuerza política. Y como no puede ser de otra forma, aliento el crecimiento de mi colectividad política, la única que impulsa cambio posible, y es la certeza de la renovación».
Flanqueado por su compañero de fórmula, Sergio Abreu y los aspirantes al Senado Luis Alberto Heber (Herrerismo), Eber Da Rosa (Alianza Nacional) y Francisco Gallinal (Correntada Wilsonista», Larrañaga destacó que estaba «orgulloso de ser un hombre del interior que quiere ejercer la presidencia de este país, en un nuevo estilo».
El argumento que un político del interior hace 58 años no alcanza la Presidencia de la República, también fue utilizado por sus dirigentes y provocó una ovación entre los asistentes. Larrañaga volvió a cuestionar a la izquierda, con el argumento de que «nunca termino por saber ¿cuál es el programa del Frente Amplio? No lo hemos podido ver en forma escrita, nosotros tenemos un programa de gobierno aprobado por la Convención Nacional de nuestro partido, que en lo medular recogió el programa que nosotros tuvimos de cara a la elección interna».
Reiteró que la deuda externa será manejable para el próximo gobierno y subrayó que «el Uruguay va a seguir creciendo, hay que acelerar el crecimiento y reorientar los planes y los programas que tiene fundamentalmente con el Banco Mundial y el Banco Interamericano, especialmente destinado a las políticas sociales».

DIFERENCIAS
El candidato a la Vicepresidencia, Sergio Abreu y tres aspirantes al Senado, los legisladores Luis Alberto Heber (Herrerismo), Francisco Gallinal (Correntada Wilsonista) y el ex intendente de Tacuarembó Eber Da Rosa (Alianza Nacional) dedicaron sus breves intervenciones durante la gira por el litoral para marcar básicamente las contradicciones del Encuentro Progresista.
Abreu dijo que «no somos los blancos, ni Jorge, ni la fórmula, los que salen a hablar con los otros presidentes, olvidándonos que el tema de la integración es trabajo y no afinidades ideológicas e internacionalismos perimidos que nada le dan al país».
Da Rosa sostuvo que los blancos «enriquecen su unidad» en la diversidad; «estamos todos encolumnados detrás de la fórmula. Tenemos nuestros matices internos, pero este partido no anda con esas contradicciones flagrantes que significan un día pintar muros diciendo: ‘fuera Fondo Monetario Internacional’. Y al otro día nombrar el Ministro de Economía en las puertas del Fondo Monetario Internacional».
«No somos un partido que un día anuncia a los cuatro vientos que va a presentar un proyecto de ley de suspensión de ejecuciones y resulta que a las 48 horas se dice que no hay proyecto de ley, porque no lo apoyan el candidato y el Ministro de Economía», añadió en medio de la ovación de la dirigencia nacionalista de Río Negro.
Heber reivindicó el candidato blanco porque «ha ganado en las urnas, y el triunfo de Jorge en las urnas es el triunfo de los blancos, que somos los únicos que hemos dirimido quién va a estar al frente de la columna y no por cuatro dirigentes que se reúnen en una pieza y que hacen alquimia y buscan por medio de encuestas crear un candidato artificial». «El nuestro es legítimo. Convocó a los blancos, le abrió las puertas a algunos blancos que se habían ido y le dio un cauce de entusiasmo para luchar por la Presidencia de la República. Eso se lo tenemos que agradecer a Larrañaga», subrayó el dirigente herrerista.

NO A LA AMINISTÍA
Gallinal rechazó la propuesta del senador José Mujica (Movimiento de
Participación Popular) de otorgar una amnistía a los presos comunes. Argumentó que «la seguridad es un valor fundamental, no solo por nuestra idiosincrasia», sino también «por la imagen que queremos transmitir hacia el exterior. Si queremos un país de turismo, si queremos que la gente siga viniendo, no sólo a pasar sus vacaciones, sino también a vivir por la tranquilidad y la seguridad, no podemos otorgar una amnistía porque es peor el remedio que la enfermedad».
El líder de Correntada Wilsonista también descalificó la propuesta del senador Enrique Rubio (Vertiente Artiguista), que pidió la presencia de observadores extranjeros en las elecciones generales de octubre próximo. Sostuvo que es «un agravio a la democracia uruguaya» e ironizó que Rubio «llega cien años tarde» porque «los blancos con Aparicio Saravia lu (hasta aquí está el artículo impreso)