Las diferencias por Rendición prendieron una ‘luz amarilla’

Por ello, el mandatario propuso en el Consejo de Ministros realizar una reunión de «reflexión» entre todos los secretarios de Estado y la bancada del partido de gobierno, a fin de definir el «rumbo» de la administración del Frente Amplio, según dijeron a El País participantes de la sesión de Suárez.

Vázquez y los ministros evaluaron con preocupación el nivel del «disenso» que por primera vez desde la asunción del gobierno se produjo entre los integrantes del Poder Ejecutivo y la bancada del Frente Amplio, en oportunidad de negociarse por parte de los diputados una partida extra de U$S 30 millones para la Anep y la Universidad de la República, sin aumentar el gasto en la Rendición de Cuentas.

Los comentarios del presidente surgieron luego que el tema de la Rendición y las controversias que se produjeron en la bancada oficialista, fueran planteadas por el ministro de Transporte, Víctor Rossi.

Según las fuentes, Rossi apuntó al tema de fondo, luego de la crisis que atravesó la bancada oficialista, ante la división que se produjo entre la mayoría de los sectores que querían incrementar los recursos para la educación, y Asamblea Uruguay, Alianza Progresista y el Nuevo Espacio, que lo rechazaban.

PUENTE. Rossi -quien al ser consultado por El País, señaló que no haría comentarios- expresó en la reunión su preocupación por lo sucedido en la bancada y formuló una autocrítica al Consejo de Ministros. Dijo que el gabinete faltó un mayor intercambio de ideas en torno a la Rendición.

Entre sus comentarios aludió a una expresión del ministro de Ganadería, José Mujica, quien en el acto de homenaje a Raúl Sendic, opinó que ante los reclamos de los maestros era preferible realizar «un puente menos». Su esposa, la senadora Lucía Topolansky, ratificó esos dichos, al señalar que se podría sacar «un churrasco» de la Rendición de Cuentas para aumentar los sueldos de los docentes.

Como réplica al planteo de Rossi, Mujica admitió ayer en el Consejo de Ministros que existían diferencias de fondo respecto a tocar o no el presupuesto, y defendió la «libertad de acción» de los legisladores del Frente Amplio. En el mismo sentido se pronunció el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), Enrique Rubio, quien también avaló la autonomía de los legisladores.

Los informantes indicaron que en el análisis, todos los ministros y el presidente hicieron hincapié en el «respeto» que el Poder Ejecutivo tiene hacia el Poder Legislativo. Los ministros recibieron positivamente la propuesta de Vázquez de propiciar una reunión «de reflexión» a fin de analizar la relación fuerza política-gobierno, así como definir el rumbo de la administración de la coalición de izquierda.

Por su parte, el ministro de Economía, Danilo Astori, dijo que quedó claro que durante el tratamiento de la Rendición en el Senado, no «se va a repetir» una situación similar a la de Diputados, y aseguró que «no se aumentará el gasto». Astori señaló que será el Poder Ejecutivo el que tendrá que definir la forma en que se realizarán los recortes a las inversiones para cumplir con los recursos para la educación.

Poco después de la reunión del gabinete, al presidir el Consejo Político de Asamblea Uruguay, Astori opinó que se inicia «un tiempo complicado» porque el Poder Ejecutivo será el encargado de definir la forma en que se instrumentarán los recortes a las inversiones.

Por su parte, Mujica, en declaraciones a canal 10, indicó que «la frazada se estira hasta donde se puede. Yo invito a tener una actitud constructiva en este país. Estuvimos a punto de ganarle el partido a España y perdimos en la última hora, no nos matemos a críticas».

«El mensaje (de la Rendición de Cuentas) era del Poder Ejecutivo entero, no era sólo de Astori sino de todo el Ejecutivo. Pero los parlamentarios también tienen su visión y me parece que no pasó ningún hecho tan traumático que signifique un dolor para el Uruguay», remarcó.

RESPALDO. A instancias de los delegados de base, la Mesa Política del Frente Amplio aprobó ayer una declaración de «respaldo y satisfacción» a lo actuado por los diputados de la coalición de izquierda.

En la declaración se reconoce positivamente la forma en que los integrantes del conglomerado resolvieron las contradicciones a fin de otorgarse U$S 30 millones más a la educación pública en el año 2008. El Movimiento 26 de Marzo votó en contra de la declaración, por entender que lo acordado no modifica la línea económica del gobierno.