Las frutas y verduras escasearán en setiembre

Dentro de 30 a 60 días se procesará el momento más crítico en el ingreso al mercado de algunas mercaderías cuyas plantaciones se han visto afectadas por las rigurosas condiciones del invierno, como morrón, tomate y frutilla, dentro de los productos de consumo más importantes, resaltó a El Observador el director general de la Granja (Digegra), Ricardo Aldabe.
Dijo que también hay otros rubros afectados, como chaucha, berenjena y zapallitos, aunque aclaró que esos no son básicos en la canasta familiar.

Por otra parte, es cierto que el gobierno está inquieto por la suba de los precios en frutas y hortalizas, pero hay solo una manifestación de preocupación, porque en realidad la región no tiene mercadería a precios que permitan su importación, comentó Aldabe.

Recordó que el Estado no ha tomado ninguna acción concreta en tal sentido y que se ha limitado a otorgar los permisos de importación solicitados, como lo ha hecho en los últimos tiempos.

Actualmente está entrando tomate de Brasil y en bajos volúmenes, no encontrando los importadores otros rubros donde sea rentable la importación.

Inclusive en estos momentos no hay posibilidades de comprar papa en el exterior, lo que puede ocurrir recién en los próximos meses, destacó Aldabe, en relación a uno de los rubros de mayor demanda desde el consumo.


Ayuda por heladas. La ayuda a los productores hortícolas afectados por las heladas se espera que se concrete no solo a través de una posible asistencia de un fondo que debe aprobar el parlamento, con dineros que provienen de un gravamen a las frutas importadas, sino también con recursos que se gestionan ante autoridades del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), sostuvo el jerarca.

Según Aldabe, se trata de que el productor tenga señales sobre los pasos productivos a seguir, porque las posibilidades de producir a contra estación hoy están perdidas. Ahora hay que buscar algún cultivo a campo, cuya cosecha no se concentre con la salida de la producción del sur del país, para evitar de esa forma una depresión de los precios en noviembre o diciembre próximos, afirmó.

A todo esto, la Digegra tiene previsto hacer una nueva encuesta en la zona norte del país para evaluar en forma global los daños ocasionados por las heladas y que se espera este pronta la información para las próximas semanas, aunque esa información no será determinante para establecer la ayudas a los productores, considerando que cada caso es muy diferente a otro.