Las Pymes y el Comercio Electrónico

Entre los que tienen presencia en la red asumen que están porque la competencia ya lo hizo, porque los convencieron que todos tienen que estar, aunque no saben bien porqué.

Tanto los que tienen presencia como los que aún no, desconocen las ventajas que Internet ofrece en los negocios, pocos tienen un fundamento de marketing sólido o una visión de comercio planeada. Esto se debe al desconocimiento de la tecnología o por la falta de interés en actualizarse, algo muy común en muchas empresarios.

Debemos entender que Internet es una excelente herramienta para mejorar la operativa de todo negocio con lo cual podemos ser más eficientes y por lo tanto ser más competitivos.

Según Willam Nothdurft, autor del libro «Globalizándose: Como ayudar a las pequeñas empresas de Europa a exportar», la principal barrera se encuentra dentro de las empresas mismas, no está en los mercados externos. No es la falta de competencia, sino la carencia de conocimiento, dedicación y perseverancia.

Hacer negocios en línea es diferente de hacer negocios en el mundo físico, la dinámica es diferente, la forma de crear mercados, encontrar clientes, fidelizarlos, así como la distribución de productos y servicios.

Ahora bien la pregunta sigue siendo: ¿qué beneficios ofrece Internet a las Pymes?

Sin lugar a dudas el mayor beneficio es la comunicación e información. Internet es una herramienta de trabajo, con la llegada del e-mail y los programas de mensajes instantáneos, los empleados pueden enviar y recibir documentos a través de Internet agilizando los procesos y mejorando su flujo de trabajo bajando los costos de teléfono o correo convencional. Tiene información disponible todos los días, las 24 horas, las noticias de todo el mundo, lo que hace la competencia, oportunidades comerciales, proyectos de inversión, licitaciones y así podría seguir una infinita lista.

También mediante las tan mencionadas páginas web o sitios web usted puede obtener otros beneficios. Promocionar globalmente sus productos, llegar a mercados inalcanzables por otros medios, la posibilidad de llegar a los clientes de un modo interactivo e individualizado y otras tantas dependiendo del tipo de empresa y cual sea su producto o servicio a ofrecer.

Pero de nada sirve todo esto si no se tiene una estrategia de negocio que le permita gestionar su empresa de manera eficiente. Por desgracia es mucho más fácil diseñar un sitio web y darle buen aspecto que integrarlo con eficacia a la empresa. Uno de los errores frecuentes radica en que las empresas se apresuran a diseñar un sitio antes de decidir qué quieren lograr con él. Diseñar un sitio es creativo, pero fijar objetivos y acordar las medidas para determinar si esos objetivos se logran, exige análisis y mucho trabajo.

Cuantas veces hemos escuchado que Internet es una vidriera para nuestros productos al mundo, personalmente creo que es muy cierto pero también es un arma de doble filo si no estamos preparados para enfrentar ese desafío. Se ha puesto a pensar ¿qué pasa si en su empresa reciben un e-mail en algún idioma que no sea el suyo? Tal vez nunca lo pensó, entonces puede estar dentro de esas empresas que aún no están preparadas para dar respuesta a los e-mails que reciben en otras lenguas.

Según un estudio realizado en EEUU, únicamente un 8,9 % de los correos son respondidos en el del remitente. Este porcentaje es incluso inferior al obtenido hace un año (el 9,4 %).

Para llevar a cabo esta investigación se consultó a 247 empresas pertenecientes al índice «Fortune 500» (que incluye a las mayores empresas del mundo). El test se realizó utilizando los siguientes idiomas: francés, italiano, alemán, español, portugués y japonés

Los peores resultados proceden de Australia (0 %), Japón (2,5 %), EEUU (6 %) y Gran Bretaña (8 %). Por encima de la media se sitúan Francia y Alemania (cada una con el 16 %). La líder absoluta es Italia, que respondió al 27,77 % de los e-mails en el mismo lenguaje en el que le fueron dirigidas las consultas.

Internet es una excelente herramienta para hacer negocios, sólo tenemos que estar atentos a todo lo que eso implica.