Las ventas del sector comercio y servicios siguieron mejorando en el segundo trimestre.

La Cámara de Comercio divulgó los datos de la Encuesta de Comercio y Servicios correspondiente al segundo trimestre del año, en la que se aprecia que la actividad del sector comercio y servicios continuó mostrando niveles de crecimiento moderado en la mayoría de los rubros considerados.
No obstante, se advierte que fue un «trimestre algo particular» por celebrarse desde el 11 de junio el mundial de fútbol, que generó «varias consecuencias negativas en ciertos casos, ya que algunos comercios debieron reducir el horario de atención al público, mientras que otros rubros se vieron beneficiados incrementando fuertemente la venta de algunos artículos».
El sector que mostró la mayor tasa de crecimiento en abril-junio fue el de automóviles cero kilómetro por venta directa a concesionarios. Por su parte, los electrodomésticos fue otro de los sectores que mostró «muy buenos niveles de ventas» en el período de referencia, aunque con diferencias significativas entre las grandes empresas del mercado y los pequeños comercios. En este rubro sin lugar a dudas el mundial de Sudáfrica representó un empuje positivo, puesto que la venta de televisores LCD se incrementó sustancialmente en los meses previos y durante el evento mundial. También incidió en el incremento de las ventas, el bajo valor del dólar registrado en la primera mitad del año, sumado al aumento del ingreso de los hogares.
Los sectores vinculados al turismo, tanto emisivo como receptivo, también mostraron un buen desempeño recuperándose de la fase recesiva por la que atravesaron el año anterior.
En tanto, el resto de los sectores mostraron un crecimiento moderado.
Por último, los empresarios consultados por la encuesta mantienen expectativas positivas respecto a estas variables y pronostican para el presente año niveles de crecimiento reales, aunque modestos. Ello coincide con el índice de Confianza del Consumidor que elabora la Universidad Católica, que muestra un crecimiento en junio de o,8% respecto al mes anterior, confirmando un nivel moderado de optimismo y estabilidad en la confianza de los consumidores uruguayos.

Lo que resta por hacer
Los empresarios consideraron entre los aspectos fundamentales para mejorar la competitividad de la economía, en primer lugar la reducción de costos (salariales, tarifas públicas, entre otros) que les perjudica la rentabilidad, seguido por la política cambiaría, donde ser reclama estabilidad en el precio del dólar estadounidense. En tercer lugar se posicionó el rubro inversiones en capital humano e innovación y por último, la apertura de nuevos mercados extrarregionales.
Otras respuestas recibidas por la Cámara de Comercio mencionan como aspectos preocupantes, la necesidad de mejorar el clima y las relaciones entre trabajadores y patrones, invertir en mejorar la gestión de la empresa y atacar problemas que se generan a partir de la competencia desleal.