Las ventas por Reyes suben entre 10% y 15%

Las campañas promocionales y el adelanto de liquidaciones –que no siempre ocurre a esta altura del año– además de una mejora general de la economía, fueron factores que ayudaron a mejorar las ventas en relación a los reyes 2007.

Punta Carretas Shopping registró un crecimiento de las ventas “acorde con lo que fue todo el año 2007”, dijo a El Observador, Julio Durlacher, gerente comercial de ese centro. En este centro comercial los negocios vendieron 15% más en relación a la primera semana de enero del año pasado y “los motores” volvieron a ser rubros vinculados a los niños: indumentaria informal, jugueterías y artículos deportivos. Se destacaron los productos electrónicos como equipos de música, Mp3, Mp4, juegos para televisión y computadoras.

El shopping ya venía de una buena performance en la temporada navideña, que comienza en la primera semana de noviembre y va hasta fines de diciembre. En ese lapso pasaron por ese centro algo más de 2.5 millones de personas y las ventas crecieron 15%.

Algo parecido ocurrió en el Shopping Tres Cruces donde las ventas por reyes crecieron 15% en valores constantes.

El gerente general Marcelo Lombardi, comentó a El Observador que el comienzo de enero vino a completar la “tónica general que se dio a lo largo de 2007” cuando el piso de suba de ventas fue 10% y hubo meses que trepó a 17%.

Ese shopping tiene la particularidad de contar con la terminal de ómnibus que le aporta un flujo de pasajeros constante. En esta época del año muchos compraron regalos en Tres Cruces para esperar a los Reyes en los balnearios del este.


Centro. La avenida 18 de Julio en el Cordón y Centro tuvo un movimiento intenso. Los días jueves 3 y viernes 4 no se cobró estacionamiento lo que “ayuda” dijo a El Observador, Wilson Amarillo, presidente del Grupo Centro que agrupa a los comerciantes de la zona.

Señaló que las primeras estimaciones dan un aumento de las ventas por Reyes del orden del 10% lo que marca además que “el público volvió a comprar en el centro en esa fecha, costumbre que había decaído”.

Amarillo señaló que todo 2007 fue un año “de alzas” tanto en venta como en visitantes y eso se nota en la ocupación casi plena de locales y en la suba de los alquileres.