Lavagna se negó a eliminar las medidas que cuestiona Uruguay

Asimismo dijo que confía en que la comisión binacional que trata el tema de las papeleras logre las mejores condiciones para el cuidado de los recursos ambientales y negó que las quejas de su país estén motivadas por factores electorales en el gobierno central, no siendo así en los regionales.

Lavagna expuso ayer en un almuerzo de la Asociación de Dirigentes de Marketing (ADM) ante cuyos comensales expresó que la exigencia del pago por adelantado de las importaciones argentinas, es una medida ligada «al corazón de la política económica» de su país, con lo que descartó que puedan darse modificaciones al respecto.

Explicó que busca que los importadores «concurran con más demanda al mercado de cambios» para así ayudar a «mantener el tipo de cambio frente a la embestida de capitales especulativos».

De todas formas dejó la puerta abierta en el caso de los subsidios que se aplican a las provincias de San Luis, Catamarca, La Rioja y San Juan. El funcionario sostuvo que dichos beneficios «tienen efectos distorsivos no solo en Uruguay sino también internamente». Agregó que si bien existen «derechos adquiridos», su gobierno tiene la intención de «evitar la prolongación y ampliación» de ellos.

Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores, Reinaldo Gargano, expresó que ambos gobiernos intentarán resolver los perjuicios «a través de medidas compensatorias» y que «si ellos (los argentinos) toman medidas de favorecer a las empresas nosotros les pondremos impuestos». Lavagna pidió no atribuir «la culpa al Mercosur de las políticas internas».

En relación al dólar dijo que el tipo de cambio «debe tomar en cuenta la productividad promedio de la sociedad» y que no puede exigirse un precio de la moneda extranjera alto conjuntamente con la eliminación de las retenciones.

CELULOSA. Al respecto de la instalación de las plantas de celulosa en Fray Bentos, Lavagna se mostró confiado en el trabajo de la comisión binacional que analiza el tema. Expresó que «ni Argentina ni Uruguay tienen vocación de ser países de segunda en temas que son centrales para el futuro como el medio ambiente y el agua», por lo que espera que la comisión tome las medidas que garanticen que «ninguna empresa extranjera venga a hacer acá lo que no la dejan hacer en su país».

El ministro argentino dijo que si bien desde el «gobierno nacional» no hay un trasfondo electoral en las quejas planteadas por las plantas de celulosa sí existe «algún impacto regional que quizás esté siendo manejado con algún contenido político», en referencia a la campaña en contra que lleva adelante el gobernador de Entre Ríos, Jorge Busti.