Leve baja del desempleo a 12,3%; menos personas buscan trabajo

 Tanto la tasa de actividad como la de empleo bajaron, según los datos calculados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) para el trimestre marzo-mayo de 2005. La tasa de empleo se redujo cuatro décimas y se situó en 50,9% de la población en edad de trabajar (mayores de 14 años). Esto implica una reducción de aproximadamente 8.500 puestos de trabajo entre el trimestre febrero-abril y el de marzo-mayo. La cantidad de ocupados en el período marzo-mayo fue de 1.078.200 personas.

Por su parte, la tasa de actividad, que mide la cantidad de personas empleadas y que buscan trabajo sobre el total de la población en edad de trabajar, se ubicó en 58%, seis décimas menos que el trimestre móvil pasado. Esto es una reducción de 12.700 personas.

La explicación de la caída en la cifra de desempleo en marzo-mayo es que la reducción de la cantidad de personas que buscan trabajo fue mayor a la caída en el empleo. En tanto, la última tasa de desempleo (12,3%) implica que existen alrededor de 151.100 desocupados en el país urbano.

Si se compara el trimestre marzo-mayo de 2005 con el mismo período de 2004, se observa que la estimación puntual de la tasa de actividad disminuye seis décimas, la tasa de empleo permanece igual, mientras que la tasa de desempleo desciende un punto porcentual.

El desempleo para la capital se situó en 12,3% en el trimestre móvil marzo-mayo de 2005, esto es seis décimas menos que en el trimestre móvil pasado. La tasa de actividad bajó también seis décimas ubicándose en 58,2%, en tanto la de empleo lo hizo solamente dos décimas y fue de 51%. La baja en la oferta de mano de obra se dio principalmente en las mujeres con una caída de un punto porcentual, mientras que entre los hombres disminuyó dos décimas. La caída del empleo, por su parte, se dio exclusivamente en los mayores de 24 años y principalmente entre las mujeres.

En cuanto a la ocupación por sectores de actividad, se destaca el crecimiento de 1,7 puntos en el empleo del sector de intermediación financiera y actividades inmobiliarias y la suba de 1,6 puntos en comercio, hoteles y restoranes.

En tanto se observa un descenso de un punto en el sector de la industria manufactura y suministro de electricidad, gas y agua. El empleo cayó en los sectores de transportes, almacenamiento y comunicaciones, enseñanza y servicios sociales y de salud.

La estimación de la tasa de desempleo para el interior urbano (localidades de 5.000 habitantes o más) para marzo-mayo permaneció igual que en el trimestre móvil pasado, y se ubicó en 12,2%.

Sin embargo, tanto la tasa de empleo como la de actividad cayeron. La tasa de actividad disminuyó seis décimas, al pasar de 58,5% a 57,9% de la PEA, debido a la disminución en la oferta de trabajo de los hombres.

El dato sobresaliente es que en el último trimestre calculado se observa la mayor oferta de mano de obra femenina desde abril-junio de 2001 (48%).

La tasa de empleo decreció medio punto porcentual en relación al trimestre móvil pasado y se ubicó en 50,9%. Esta disminución se produce en los hombres de hasta 24 años y en los mayores a esa edad de ambos sexos, según las cifras oficiales.